24 de agosto de 2017 22:45

Así es el plan emergente de movilidad del Municipio ante el posible paro de transportistas

Diego Pallero / El Comercio El irrespeto a las paradas y el correteo también afectan a la circulación vial, puesto que los buses interfieren en el flujo de vehículos pequeños.

Ante la posible medida de hecho, el Municipio organizó un plan emergente de movilidad para tratar de mitigar la afectación a la ciudadanía. Foto: Archivo/EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 14
Andrés García

Pasadas las 20:00 de este jueves 24 de agosto de 2017, Jorge Yánez, dirigente de los transportistas, confirmó que la paralización del servicio de transporte público se mantiene.

Ante la posible medida de hecho, el Municipio organizó un plan emergente de movilidad para tratar de mitigar la afectación a la ciudadanía. El Cabildo maneja dos escenarios posibles, que arrancarían a las 00:00 del viernes 25 de agosto.

El primero, es que además de las 2 300 unidades de transporte público, también se sumen a la paralización las compañías contratadas por el Municipio para brindar el servicio de alimentación (buses alimentadores) a los cinco corredores del Sistema Municipal. Así lo indicó Darío Tapia, secretario de Movilidad.

Para contrarrestar la falta de unidades, el Cabildo se contactó con la Cámara de Transporte Escolar de Pichincha para que 1 200 busetas y 200 buses realicen la tarea de los unidades alimentadoras y abastezcan a las estaciones troncales del Trolebús, la Ecovía y el Corredor Central Norte.

Por el contrario, si los buses alimentadores pagados por el Cabildo no se suman a la medida de hecho, las 1 400 unidades de transporte escolar cumplirán rutas transversales y longitudinales en toda la ciudad, para cubrir las avenidas con mayor demanda y garantizar que la ciudadanía pueda acceder al servicio. En ambos casos, las unidades escolares cobrarán la misma tarifa que se mantiene hasta ahora.

Alexandra Pérez, gerente de la Empresa Metropolitana de Transporte de Quito, dijo que se envió una comunicación a todos los operadores de transporte que son contratados por el Cabildo, haciendo un llamado para que el servicio no se paralice.

Pese a esto, adelantó que se coordinó con la Secretaría de Movilidad para garantizar el abastecimiento desde el barrio a las troncales, en el caso de que sí apoyen la medida de hecho. También planificaron con Emaseo un operativo especial para limpiar y habilitar las vías exclusivas del transporte municipal, en el caso de que se registren bloqueos.

Darío Tapia manifestó además que el gremio del taxismo mostró su respaldo a la administración municipal, ya que “los taxistas se comprometieron en hacer carreras con cuatro pasajeros al mismo precio de la tarifa de bus”.

Otra de las medidas tomadas, de concretarse el paro, es la suspensión del Pico y Placa para los vehículos con placas terminadas en 9 y 0, para facilitar la movilidad en todo el Distrito Metropolitano de Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (1)