5 de April de 2010 00:00

Un plan a favor del páramo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Sierra Centro

Un gigante de nieve de 6 310 metros de altitud abraza a las 58 560 hectáreas de páramo de la Reserva de Producción de Fauna Chimborazo.  El volcán Chimborazo  baña con sus deshielos la cordillera que se extiende hacia las provincias de Bolívar, Tungurahua y Chimborazo.

Por estas planicies se desplazan   3 126 vicuñas, según el último censo realizado en noviembre del año pasado por el Ministerio del Ambiente de Chimborazo.



3 126 vicuñas
se contabilizan en el páramo de Chimborazo, según el Ministerio del Ambiente.

Patricio Hermida, responsable de la Reserva, explica que desde 1988, que entró en marcha el proyecto de introducción de las vicuñas en esta área, el páramo se recuperó en un 30%. Hace un año, también se introdujeron 400 vicuñas en los páramos de Palmira.

Para el técnico, el abono de los camélidos, más la suavidad de sus pesuñas impidieron la compactación de las almohadillas del páramo, eso permitió el almacenamiento de agua. De estas reservas se abastecen de agua  los habitantes de Riobamba, Guano, Mocha, Tisaleo, Ambato y Guaranda.

Hermida cuenta que  a partir de la introducción de las vicuñas en la reserva hace 22 años, la flora y la fauna se  recuperan. Hoy es común mirar conejos y lobos de páramo, vicuñas,  quindes, colibríes, según Norberto Mañay, guardia del Refugio Hermanos Carrel.

Otro proyecto que también ayuda a la preservación de los páramos es impulsado por la Diócesis de Riobamba. Hace 10 años con la Asociación Inty Ñan iniciaron el plan de llamas. En el momento 110 comunidades están al cuidado y crianza de 6 000 animales. El proyecto beneficia a 3 000 familias de 19 parroquias de siete cantones de Chimborazo.

“Las comunidades acogieron la propuesta y  el páramo está mejorando”, asegura Mireya Andrade, técnica de la Diócesis.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)