16 de enero de 2016 13:31

El plan de cinco ejes de Correa tiene logros y tareas pendientes

Rafael Correa desarrolló su gestión como presidente de la República en el proyecto de la revolución ciudadana. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Rafael Correa desarrolló su gestión como presidente de la República en el proyecto de la revolución ciudadana. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 11
Redacción Política
Negocios, Seguridad y Sociedad (I)
politica@elcomercio.com

Hace nueve años, Rafael Correa anunció que el proyecto de la revolución ciudadana tendría cinco ejes: la revolución constitucional, la lucha contra la corrupción y defensa de derechos humanos, la revolución económica, la de salud y educación y la integración regional.

Políticamente, si bien el Gobierno logró una nueva Carta Política, a la que defendió como perdurable por 300 años, ya tiene dos modificaciones, una en el 2011 y otra el año pasado con 15 enmiendas. También se prepara una tercera. En cuanto a la diplomacia, Ecuador, además de sede de la Unasur, ha sido uno de sus grandes impulsores para que, junto a la Celac, sea una alternativa a la OEA.

Económicamente, el país tuvo un crecimiento que se frenó desde el año pasado. Se promovió un endeudamiento sostenible, pero su pago está afectando la caja fiscal. La lucha contra la corrupción se definió con la creación de una Función del Estado: la de transparencia, pero sus avances han sido criticados.

La creación de las escuelas del milenio y de hospitales fue el argumento de la inversión en las áreas sociales, sobre todo las de salud y educación.

Los grandes temas de la agenda de la revolución ciudadana

Cambios a la Carta Magna

Lo prometido
El instrumento fundamental para cambio del modelo político, considerado anacrónico, era la implementación de una Asamblea Constituyente, para reformar la Carta Magna. Para el oficialismo, la Constitución de 1998 permitió la politización de autoridades de control, de los tribunales y la institucionalidad política del Ecuador colapsó por un diseño caduco.

Lo alcanzado
En 2007  se instaló una Asamblea Constituyente en la ciudad de Montecristi. Ahí se redactó una nueva Carta Magna de 444 artículos y que fue aprobada por los ciudadanos en las urnas, en 2008, con el 63,93% de apoyo. Luego se han realizados dos cambios a la Constitución, uno en 2011 a través de un referendo y otro a finales del 2015 a través de la enmienda.

Lo pendiente
El oficialismo  analiza un nuevo paquete de cambios a la Constitución que aborda siete temas: nacionalidad ecuatoriana para personas nacidas en el extranjero, atribuciones del Consejo de la Judicatura, centros de rehabilitación social, prohibición de derechos sobre el conocimiento colectivo, jerarquía normativa o la ampliación de los sujetos de juicio político.

Anticorrupción y DD. HH.

Lo prometido
Como parte de los ejes de la Revolución Ciudadana, se anunció luchar contra la corrupción, considerado un “mal enraizado en la sociedad”. Alianza País habló de castigar el enriquecimiento ilícito, los atentados contra los derechos humanos o los “crímenes de banqueros”. Y se propuso reducir los efectos de la corrupción en la seguridad y en la violencia.

Lo alcanzado
En junio del 2010 hubo avances y se presentó el informe de la Comisión de la Verdad, que reveló 118 casos de presuntas violaciones a los DD.HH. En 2011 se instauró la Judicatura de Transición con el fin de reformar en 18 meses el sistema judicial. Y, luego, en el 2014, se publicó un nuevo Código Penal que tipificó el enriquecimiento ilícito o el lavado de activos.

Lo pendiente
La labor del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) frente a la corrupción no tuvo avances y las denuncias por corrupción no prosperaron. En mayo del 2015, Rafael Correa cuestionó el trabajo del primer Consejo que operó entre 2010 y 2015. Dijo que la mayor responsabilidad en la lucha contra la corrupción la tiene el Cpccs.

El crecimiento del país

Lo prometido
La prioridad es el ser humano sobre el capital, para lo cual se debía terminar con la tercerización, los contratos por horas, etc. El país debía buscar una nueva concepción de desarrollo, recuperando el papel del Estado y la planificación. La política de endeudamiento debía ser soberana y sustentable. El Banco del Sur bajaría la dependencia de otros organismos.

Lo alcanzado
Se reformaron las leyes laborales para eliminar la tercerización y los contratos por horas, lo cual hizo más rígida la contratación de personal, algo que ahora se está revisando. La inversión pública creció hasta el 2013, de la mano de los mayores ingresos petroleros, mayores recaudaciones y el endeudamiento público. Los sueldos y el gasto social aumentaron.

Lo pendiente
La creación del Banco del Sur no se concretó en nueve años, pese a que era la alternativa para reducir la dependencia del FMI o el Banco Mundial en la región. La política de endeudamiento público no es sostenible. Los créditos son de corto plazo y a tasas altas de interés. La economía se basó en el Estado, lo cual ha tenido efectos en el crecimiento.

Frente social

Lo prometido
En el plan de gobierno  de Alianza País se priorizó la universalización de la salud y la educación. Esto implicaba no solo el acceso, sino también la gratuidad de los servicios. Se ofreció la desconcentración de los hospitales públicos, mejores condiciones laborales para médicos y profesores, además de normativas para garantizar la calidad de la salud y educación.

Lo alcanzado
En el área educativa se dejó de cobrar los USD 25 de matrícula en la educación básica y bachillerato. Se impulsó la construcción de Unidades del Milenio (58 operativas) y se recategorizó a 57 909 docentes. Salud implementó un sistema por niveles para atender a los pacientes. Se construyeron 11 hospitales; 51 centros de salud y 11 más se repotenciaron.

Lo pendiente
Uno de los retos en educación es la universalización del bachillerato, la incorporación de docentes de inglés, educación inicial y para la educación intercultural. Salud necesita fortalecer su red de atención para tratar adicciones y prevenirlas. Además, cubrir el déficit de médicos especialistas y ampliar la infraestructura para dejar de derivar a clínicas privadas.

81 viajes en la región

Lo prometido
Ecuador se integrará a la Gran Nación Sudamericana con miras a la construcción de una Comunidad Regional que englobe las acciones sociales, culturales, económicas y políticas y que sea capaz de ofrecer horizontes de hermandad y fraternidad a los pueblos sudamericanos. Quito fue ofrecida como la sede permanente de la Secretaría de la Unasur.

Lo alcanzado
En mayo del 2008 se aprobó el Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) que integra a 12 países de la Región y tiene a Quito como sede de la Secretaría. Además, se han fortalecido las relaciones bilaterales con Perú (9 gabinetes) y con Colombia (4 gabinetes). En estos años, Rafael Correa viajó 81 ocasiones a países de la región.

Lo pendiente
La iniciativa ecuatoriana de crear un Tribunal Penal Internacional de la Unasur, que se encargue de conocer, investigar y sancionar los delitos transnacionales y crimen transnacional organizado, aún está pendiente. La medida permitirá perseguir y juzgar a responsables de delitos transnacionales como trata de personas, lavado de capitales y tráfico de estupefacientes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (2)