29 de diciembre de 2015 20:25

Pirotecnia y máquinas tragamonedas incautadas en el centro de Quito

Juegos pirotécnicos y fuegos artificiales han sido incautadas por las autoridades. Foto: EL COMERCIO

Juegos pirotécnicos y fuegos artificiales han sido incautadas por las autoridades. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Fernando Medina

Cerca de 15 000 unidades de material explosivo tipo pirotecnia fueron decomisadas la tarde de hoy, 29 de diciembre del 2015, en el centro de Quito. El operativo de control se realizó a las 14:30. La idea fue identificar la venta clandestina de este tipo de insumos en locales comerciales de centros populares.

Personal de inteligencia de la Policía y del Distrito Centro lideraron la operación durante la cual se detectaron los sitios en los que se comercializaban explosivos como camaretas, diablillos, silbadores, fosforitos, volcanes, entre otros. En total fueron dos locales en donde se encontró el material. Los agentes sacaron las cajas de fuegos artificiales entre una vestimenta y otros materiales altamente inflamables. Por esta razón, la pirotecnia fue trasladada a las instalaciones del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), en donde se procederá a su destrucción.

Jorge Cevallos es el jefe del distrito Manuela Sáenz y quien lideró el operativo. Informó que el material era comercializado sin los permisos correspondientes. Además se conoció que ingresó al país de forma irregular, pues su fabricación se habría hecho en Colombia. También indicó que algunas camaretas son artesanales y con pólvora negra, una sustancia altamente volátil.

En la inspección los agentes también incautaron dos máquinas tragamonedas que eran utilizadas para llamar la atención de los niños. Las autoridades consideraron que se trataba de juegos de azar.

De igual forma, en los dos almacenes que funcionaban como distribuidores de ropa también se halló bebidas alcohólicas. Por lo que el comisario Cuarto de Pichincha, Lenin Sulca citó a una audiencia a los dueños. En esta diligencia se determinará si se incurrió en la contravención cuarta del Código Integral Penal que establece una pena privativa de libertad de 15 a 30 días a quienes comercialicen productos de forma irregular y sin permisos correspondientes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)