26 de December de 2009 00:00

Piñas que se conviertenen muñecos y coronas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Construir 

Las piñas, esa especie de tronquitos, que se desprenden de los árboles, son muy útiles, especialmente en la época navideña. Con ellas se pueden elaborar coronas, muñecos y una variedad de adornos para la casa.

Gizella Hermann, del taller de artesanías Tin tin, cuenta que las piñas que ella utiliza en sus arreglos se las traen de Estados Unidos, aunque en el país sí se pueden encontrar y muy variadas.

A estos ‘arbolitos’ no es necesario pintarlos, comenta. “Al natural se ven muy bonitos. Si se los usa para las coronas se les podría pintar las puntas o ponerles una laca más oscura para diferenciarlos del material del círculo”.

El pino de araucario tiene unas piñas que son preciosas e ideales para este tipo de arreglos. En el parque Inglés hay por montones, cuenta la artesana.

Ya con las piñas listas, para la corona se les va pegando con silicona caliente. La ubicación, cuenta Evelyn Espinosa, va de acuerdo con el gusto de la persona. Además, se le pueden poner otros accesorios como flores, hojas, casas y hasta bombillos de otros colores.

Las piñas secas se pueden agrupar y convertirse en un ramo con lazos rojos y verdes. Se las cuelga en la pared de la entrada de la cocina o del dormitorio.

Para hacer la cabeza del muñequito que se puede hacer con este objeto se puede utilizar madera, plástico o espumaflex. Se le pintan los ojos, la nariz y la boca; se deja secar y está listo. A este complemento también se le pega con pistola de silicón caliente. Asimismo, agrega Hermann, se le puede colocar un gorrito navideño para darle un toque de acuerdo con la temporada.

Otra de las opciones es convertir las mesas en un bosque colocando piñas en pequeñas tazas o candelabros. ¿El precio de un muñequito? Solamente USD 1,50 a 1,75.

También en un arreglo de flores rojas puedes incorporar piñas para hacerlo más navideño. Se puede utilizar un oasis húmedo para insertar los tallos de las flores y las ramas verdes e intercalar algunas piñas para completarlo.

Para la decoradora de interiores Susana Hidalgo, las piñas son signo de esperanza en el futuro y representan la inmortalidad. Pintadas con purpurina de color oro o plata, resultan ideales para diseñar centros y adornar la casa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)