5 de agosto de 2016 20:03

Pifo marchó contra la delincuencia

Los moradores de Pifo reclamaron más seguridad en la zona. Foto: EL COMERCIO

Los moradores de Pifo reclamaron más seguridad en la zona. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Sara Ortiz

La muerte de dos moradores fue 'la gota que derramó el vaso'. "Hemos soportado robos, gente que se emborracha en la calle y hasta las riñas en el parque, pero esto ya es insoportable", relató Inés Gordón.

Ella es parte del grupo de habitantes de Pifo, al nororiente de Quito, que marcharon contra la delincuencia, la tarde de este viernes 5 de agosto del 2016.

Como Gordón, cerca de 80 personas se autoconvocaron para "exigir" más seguridad, más presencia policial y mayores controles a las autoridades de esta parroquia.

Los moradores aseguran que en Pifo hay cuatro problemas principales: los asaltos a transeúntes, la venta de droga, el excesivo consumo de licor y la proliferación de discotecas.

Napoleón Pasquel, teniente Político, estuvo presente en la manifestación pacífica. Frente a todos reconoció que hay discotecas y bares de diversión nocturna que operan cerca de establecimientos educativos. "Esto no parece pertinente", aseguró.

Según Pasquel, el problema de la droga es "mundial, hasta las potencias como Estados Unidos son los que más consumen", dijo y recomendó a los padres vigilar a sus hijos para que no "caigan en la droga".

Pero explicó que todos las preocupaciones ciudadanas serán escuchadas e invitó a los representantes de los barrios para dialogar en una mesa de trabajo que se realizará la próxima semana.

José Cumbal, otro morador, fue uno de los más críticos. "¿Ustedes han visto agentes después de las 19:00 en los puentes peatonales? No hay ni uno y ahí nos asaltan", exclamó frente a sus vecinos.

Los manifestantes aplaudieron e incluso un morador pidió la palabra para cuestionar el desempeño del teniente político. "Me sorprende que usted desconozca la realidad de Pifo", le dijo.

También en el plantón participó Fernando Manopanta, quien pidió justicia para que el crimen de su hijo y nuera no quede impune.

Ellos fueron asesinados y sus cuerpos arrojados a un canal de riego por desconocidos que aparentemente intentaron robarles un vehículo con el que ofrecían carreras. "A mi hijo lo mató la delincuencia. No quiero que eso se repita".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (3)