18 de enero de 2015 18:23

En Pifo se vivio una fiesta con la carrera de coches de madera

En la foto,  los participantes de la tradicional carrera de coches de madera en Pifo por sus fiestas. Foto: Jenny Navarro / EL COMERCIO

En la foto, los participantes de la tradicional carrera de coches de madera en Pifo, realizada por sus fiestas. Foto: Jenny Navarro / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Quito

Este domingo, 18 de enero del 2015, a las 10:30 se receptaron las inscripciones para la tradicional competencia de coches de madera en el Parque Central de Pifo.

Esta competencia incluyó cinco categorías: niños, mujeres, élite, tradicional y llanta inflada. Todas estas se llevaron premios aunque en distinta medida. Los primeros lugares de las categorías élite, tradicional y llanta inflada se repartieron el dinero que se recaudó en la inscripción. Una parte menor se entregó a los niños y mujeres. A todos los participantes, además se les otorgó una medalla de participación. Hubo un evento musical antes y después de la carrera, que hizo bailar al público asistente.

Existió un gran número de personal de la Policía Nacional y de la Cruz Roja. Personal de la AMT también estuvo en el evento para cerrar las vías y evitar el ingreso y salida de los vehículos que impidieran el desarrollo de la carrera.

El costo de la inscripción fue de cinco dólares para mujeres y 10 dólares para hombres. Los niños no pagaron.

La competencia incluyó la participación de representantes de otras provincias, en especial de Tungurahua e Imbabura.

Para el traslado al punto de partida los competidores subieron y bajaron sus coches de madera a las grúas de uno de los organizadores: "Las Grúas Pifo"; el otro organizador fue el Gobierno Autónomo de Pifo.

En la foto,  los participantes de la tradicional carrera de coches de madera en Pifo por sus fiestas. Foto: Jenny Navarro / EL COMERCIO

Foto: Jenny Navarro / EL COMERCIO

Hubo alrededor de 60 concursantes. Esta competencia lleva realizándose cinco años consecutivos y cada año la participación aumenta.

En el coche de madera hay un conductor y un acompañante, este último es quien le aporta la velocidad y la fuerza al recorrido.

La competencia fue reñida en la categoría de llanta inflada. Por primer año la competencia la ganó un equipo quiteño, conformado por Rodrigo Manobanda y Luis Chacha. Ellos llegaron a la 13:10 a la meta que fue las piscinas de Pifo. El inicio para esta categoría fue desde Peñas Blancas, vía a Baeza.

Manobanda dijo que pudieron sacar ventaja recién en el último tramo de la reñida competencia.

Esta carrera fue de alrededor de 15 km mientras que para mujeres y niños es un tramo aproximado de 1 km.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)