14 de diciembre de 2015 10:02

La sanción a los infractores del pico y placa se comenzará a aplicar desde el 15 de diciembre en Ipiales, Colombia

Uno de los parqueaderos improvisado en Rumichaca. Foto: Washington Benalcázar

Uno de los parqueaderos improvisado en Rumichaca. Foto: Washington Benalcázar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 5
Washington Benalcázar

Ningún vehículo fue sancionado hoy, 12 de diciembre del 2015, por el sistema de pico y placa que se está aplicando, desde hace cuatro días, en la ciudad de Ipiales, situada en el sur de Colombia.

La medida que busca reducir los embotellamientos vehiculares, en las estrechas calles de esta urbe, incluye a los automotores de placa colombiana y ecuatoriana. Para hoy estaban prohibidos de circular los carros cuyo último dígito terminaba en 9 y 0. Sin embargo, muchos conductores, especialmente ecuatorianos, se enteraron recién de la restricción.

Quienes incumplan esta disposición serán sancionados con la retención del vehículo hasta que paguen una multa de 322 000 pesos (USD 100).

A pesar de ello, los infractores no fueron sancionados, pues el Municipio de Ipiales decidió postergar la aplicación de multas para el 15 de diciembre próximo. Entre tanto, desde hoy hasta el 14 de diciembre, se desarrolla una fase de socialización del sistema pico y placa entre los conductores que se movilizan en Ipiales.

La medida tampoco redujo el masivo flujo de viajeros ecuatorianos. En el Puente Internacional de Rumichaca, que enlaza a Ecuador y Colombia, se formaron largas filas de vehículos, como todos los fines de semana.

Se estima que de viernes a domingo atraviesan por esta parte de la frontera entre 15 000 y 20 000 compatriotas. Las cifras corresponden a un estudio de la Cámara de Comercio de Ipiales (CCI), explica Harold Delgado, presidente de la institución. Los ecuatorianos arriban atraídos por los precios bajos de los productos y servicios, en relación con los que se ofertan en el lado ecuatoriano. El fenómeno tiene relación con la continua devaluación de la moneda colombiana frente al dólar. Ayer con USD 1 se podía adquirir 2 900 pesos, en el mercado callejero.

Pero, la aplicación de la restricción vehicular también produjo otro fenómeno: que se instalen improvisados parqueaderos a la salida de Ecuador e ingreso de Colombia. Ahí, ciudadanos como Robert Vásconez, que llegó desde Quito, prefirieron guardar su vehículo y movilizarse en taxi, para evitar contratiempos. En los parqueaderos se cobraba USD 1 la hora.

La restricción, por pico y placa, está vigente de martes a sábado, de 09:30 a 18:30. El domingo no hay limitaciones para que se movilicen los automotores.

De esta manera, no podrán circular los martes los automotores cuyo último número de la placa termina en 1 y 2, el miércoles en 3 y 4, el jueves en 5 y 6, el viernes en 7 y 8 y el sábado en 9 y 0.

Cuatro días antes, el Municipio estableció otra modalidad, que se pensaba aplicar de miércoles a sábado.

Inicialmente se estableció que los automotores cuya placa terminaba en número impar, del 1 al 9, debía circular los miércoles y viernes. Y los que terminaban en número par o cero, los jueves y sábado. El cambio se realizó por pedido de los comerciantes de Ipiales, que se sentían afectados por la medida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)