26 de December de 2009 00:00

Pichincha prepara a sus noqueadores

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes

La fiesta de la Navidad pasó inadvertida para los ocho boxeadores juveniles de la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP).
Desde el 1 de diciembre, Peter Mina, Yander Torres, Juan Mina, Miguel Martínez, Darwin Tejero, Anderson Rojas, Carlos Mina y Marlon Delgado solo pensaban en mejorar              su rendimiento  físico para competir en el torneo  Nacional de boxeo, que se inicia  hoy, en el complejo deportivo   La California, en Portoviejo.
 
En el último torneo del año, que finalizará el  próximo 30 de diciembre, participarán 42 boxeadores de siete provincias, quienes competirán en las  categorías: 48, 51, 54, 60, 64, 69, 75  y 81 kg.
Desde el 1 de diciembre hasta el  24 de diciembre, los pugilistas de la selección de Pichincha se entrenaron a doble jornada, una hora y media de práctica en la mañana y en la tarde.
 
Los ocho boxeadores acataron las disposiciones de los entrenadores  Segundo Chango y José Luis Hernández (Cuba), sin protestar, pues la meta de esos jóvenes es alcanzar  un reconocimiento en el torneo juvenil.

Según Chango, esa  es la única manera  de formar deportistas  de alto rendimiento. Igual trabajo hizo con Luis Porozo y Carlos Góngora, seleccionados nacionales que participaron en los Juegos Olímpicos de Pekín.

La CDP  considera  que esos  jóvenes  son el presente  y el futuro  del boxeo, pues  los que pertenecen a la Selección mayor  están cerca del retiro. Según Chango, los boxeadores se retiran  entre los 21 y 22    años, etapa en la que empieza el    profesionalismo.
 
“Las prácticas son fuertes, pero no importa  porque nos gusta el boxeo. Además es la única forma de superarse”, dijo   Rojas, de 17 años, y oriundo de  Imbabura.

El pugilista que se inició hace tres años en la disciplina llegó a  Quito motivado por los alicientes  que entrega la  CDP. Así lo admite Rojas, quien recibe alimentación, hospedaje, estudio y  una beca de USD 40 mensuales.
 
“Con ese dinero  me compro ropa y otras cosas que me  faltan. A veces le doy la mitad   a mi mamá para que  comparta con mis  hermanos”, dice  el ganador  en los 69 kg del torneo Cinturón de Oro,   que se realizó el  2 de diciembre, en el Coliseo Julio César Hidalgo. Allí, participaron pugilistas de Costa Rica, Brasil y República Dominicana.
Para  Rojas este fue el primer año que pasó la Navidad sin su familia. Pese a ello, el pugilista se mostró satisfecho por celebrar  esa fecha junto a sus compañeros.
 
Marlon Delgado, de 16 años, también de Imbabura, se vinculó  hace seis meses a la CDP.

El joven de tez morena y contextura delgada es el pugilista del grupo   que más extraña a su familia porque    en estas  fechas    solía  reunirse con todos sus parientes.
 “Todavía no me acostumbró. Extraño  a mi familia, pero así es la profesión”, dijo Delgado.
 El boxeador que llegó a Quito motivado por su padre también recibe los beneficios de la CDP.
 
Con los USD 40    se compra  ropa, golosinas y útiles escolares. Delgado y sus siete compañeros estudian en el colegio Santiago de Guayaquil, en horario nocturno. Actualmente, Delgado  cruza el quinto año.
 
Después de la competencia, los pugilistas retornarán  a sus hogares para festejar la fiesta de fin de año, el 31 de diciembre.
 Ellos, junto con los boxeadores de la Selección mayor regresarán a la concentración el   4 de  enero.

“Ese período de recuperación    servirá a los chicos   para afrontar   los  campeonatos    de   2010. Ellos tienen cualidades para triunfar y apostaremos para que crezcan y hagan el relevo generacional”, indicó el entrenador Chango.

En febrero, los  juveniles  participarán en el  Panamericano  de   República Dominicana como parte del plan de crecimiento para las próximas competencias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)