26 de febrero de 2015 20:37

El plan petrolero del Gobierno se ajusta por precio del crudo

Una panorámica del puerto marítimo del campamento de Petroamazonas, en la provincia de El Oro. Desde ahí se realizan las operaciones del campo Amistad, en mar abierto. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO.

Una panorámica del puerto marítimo del campamento de Petroamazonas, en la provincia de El Oro. Desde ahí se realizan las operaciones del campo Amistad, en mar abierto. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 7
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 12
Alberto Araujo
albertoa@elcomercio.com

La caída del precio del petróleo ha llevado al Gobierno a replantear varios proyectos petroleros y reducir las inversiones en este sector para este año.

Y este escenario ha generado que empresas estatales como Petroamazonas deban buscar por sí mismas el financiamiento para la explotación de nuevas áreas como el ITT.

Luego de la rendición de cuentas presentada ayer en Orellana (El Coca), el ministro de Hidrocarburos, Pedro Merizalde, indicó que la caída del precio del crudo afecta a toda la industria y por eso se priorizarán las inversiones este año.

La prioridad es mantener la producción y dar continuidad a proyectos que estaban en marcha como la rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas.

El funcionario indicó que la rehabilitación de la mayor refinería del país estará lista en octubre próximo y costará unos USD 900 millones.

Infografía con datos de la exportación de petróleo desde 2007 a 2014. Min. de Hidrocarburos / EL COMERCIO

Infografía con datos de la exportación de petróleo desde 2007 a 2014. Min. de Hidrocarburos / EL COMERCIO


También se mantendrá la contratación de estudios de geología satelital para identificar los posibles recursos petroleros en los bloques del Suroriente ecuatoriano.

Para ello la próxima semana se firmará un contrato por USD 25 millones con la empresa estatal canadiense CCC, con la cual previamente ya se había firmado un convenio.

Los resultados de este estudio geológico estarán listos en un año y luego se reactivará la licitación de los bloques del Suroriente, indicó Merizalde.

Otro proyecto que también tendrá el respaldo para seguir adelante este año será la explotación del bloque Ishpingo-Tambocoha-Tiputini(ITT).

Al respecto, el gerente de la estatal Petroamazonas, Oswaldo Madrid, señaló el miércoles pasado que para el desarrollo del ITT se analizan alternativas de financiamiento directo con empresas constructoras y también de servicios.

El cronograma oficial prevé que la producción en Tiputini empiece en abril del 2016, con lo cual el proyecto ya contará con recursos propios. En mayo próximo comenzarán las perforaciones en Tiputini.

“Estamos viendo la manera de mantener el nivel de actividad, cubriendo parte de ese presupuesto a través de financiamientos directos con proveedores. Los mismos contratos maduros traen una inversión que, solo para este año este año, está calculado en USD 700 millones para los 17 contratos firmados en octubre”. Se refiere a los recientes contratos de prestación de servicios que se firmaron para recuperar la producción en los campos antiguos de la estatal.

Aclaró, no obstante, que de continuar la baja del precio del petróleo se podría acordar un diferimiento en los pagos a las empresas prestadoras de servicios como Halliburton o Schlumberger, firmas que recibe una tarifa de entre USD 30 y 40 por cada barril de producción incremental. Actualmente el crudo ecuatoriano se cotiza por debajo de USD 50. Otros proyectos petroleros, sin embargo, tendrán que modificar su cronograma de ejecución y empezar más tarde.

Este es el caso del campo Pungarayacu en el bloque 20, que estaba a cargo de la empresa canadiense Ivanhoe, con la cual se firmó la terminación de su contrato hace dos semanas.

Según el ministro Merizalde, se debe replantear la explotación de ese campo y actualmente no es conveniente ni rentable ponerlo a producción por la calidad de su crudo.

“Es un crudo muy pesado y sus costos de producción son muy elevados. Por ahora no es conveniente producir ese crudo y no es rentable. Pero algún momento será rentable y en ese momento habrá que producir”, dijo el funcionario.

Merizalde reconoció también que este año Petroecuador tuvo un recorte en su presupuesto de inversiones para la Refinería del Pacífico, aunque no detalló una cifra.

“En un inicio la Refinería del Pacífico fue un proyecto que no estuvo diseñado para hacerlo con fondos estatales directos”, dijo al insistir en que continúan las negociaciones para conseguir su financiamiento.

La obra tiene un avance del 11,7%, básicamente por el movimiento de tierras y la construcción de un acueducto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)