7 de December de 2009 00:00

Contra el pesimismo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Lucía P. de García

Con el título ‘¿La patria de todos?’,  monseñor Julio Parrilla escribe un artículo que evidencia su oposición al Gobierno, al que acusa de todos los males del Ecuador.

Lástima que el sacerdote enfoque los problemas nacionales desde una pequeña tarima humana, cuando como prelado tiene la oportunidad de ayudar a combatir esos mismos males con las palabras sabias del Evangelio, que condenan como pecado muy grave lo que desde hace décadas sufre el Ecuador: enriquecimiento ilícito, inmoralidad, inequidad, soberbia, explotación, daño a la naturaleza, etc. Coincido con Monseñor en que Dios mirará "esta realidad nuestra" con sufrimiento y desconcierto, también con indignación.

No obstante, estoy segura de que Dios estará complacido con lo que hoy se hace para remediar tales males: lucha contra la corrupción, exaltación del orgullo nacional, de la familia, de nuestros productos, costumbres; salario justo para los explotados de siempre, bono a los más pobres para que al menos no mueran de hambre, valoración a los más capaces, búsqueda de nuevas fuentes de trabajo, carreteras para llegar a los rincones más olvidados, mejoras en la educación, acceso a una vivienda digna, respuestas para revertir las miserias humanas desnudadas por la Misión Manuela Espejo, concienciación para preservar el medioambiente, etc.

Estos pasos son todavía insuficientes ante la magnitud de la realidad ecuatoriana; más, alientan la esperanza, el optimismo y la fe de que vendrán tiempos mejores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)