16 de diciembre de 2015 22:08

El Pesebre de El Panecillo se iluminó desde el parque Itchimbía

El alcalde Mauricio Rodas dio la orden de encender las figuras desde el parque Itchimbía. Foto: Eduardo Terán  / EL COMERCIO

El alcalde Mauricio Rodas dio la orden de encender las figuras desde el parque Itchimbía. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 5
Fernando Medina

A las 20:07 de hoy, 16 de diciembre del 2015, se encendió el pesebre gigante de El Panecillo, en el centro de Quito. Las siete figuras que miden hasta 40 metros de altura se iluminaron a la vista de más de 500 personas que llegaron a la cima desde las 16:00. El programa se inició con cerca de 35 minutos de retraso pues en el cronograma especificaba que el evento debía empezar a las 19:30.

Pero ni el frío ni la noche impidió que personas como Gustavo Morales permaneciera atento a las imágenes. Él junto a su esposa y tres hijos viven en Cumbayá, pero desde hace tres años asisten a la novena del Niño Jesús en El Panecillo.

Sin embargo, cuando llegaron les indicaron que el Pase del Niño será mañana 17 de diciembre. Cada administración zonal se turnará la organización de la novena hasta el 24 de diciembre.

Julio Puga también llegó con dificultad a ver el pesebre. Él junto a su esposa e hija de cinco años subieron a la cima en el balde de una camioneta, pues el ingreso de los vehículos estuvo restringido desde la av. Mariscal Sucre.

Gloria Alarcón también tuvo inconvenientes para llegar. Ella junto a su hermana y madre de 65 años intentaron subir en un taxi pero también fue impedido por los Agentes de Tránsito.

Desde hace una semana esperaban este momento, son devotos del Niño Jesús y por eso no les importó el fuerte viento. Lo mismo opinó Marta Cordovez. Ella arribó a las 17:20 con su esposo. Los dos vestían chompas térmicas y usaban guantes y gorros de lana. "Todo vale por este momento", señalaron.

Lo novedoso de este año fue que el pesebre más grande de la ciudad se prendió desde el parque Itchimbía, ubicado en el centro norte de la capital. Desde allí se dio la orden para que los técnicos encendieran las figuras de metal.

A ese complejo llegó el alcalde Mauricio Rodas en compañía de su esposa María Fernanda Pacheco. Ellos fueron quienes, luego de una cuenta regresiva, iluminaron el pesebre.

Quienes asistieron al Itchimbía también gozaron desde las 17:00 la presentación de cerca de 100 artistas. Entre ellos estuvieron la banda sinfónica del Municipio y coros navideños. Desde allí también se pudo apreciar el festival de juegos pirotécnicos que ilumino el cielo por cerca de cinco minutos.

Con aplausos y abrazos entre los asistentes se inauguró el pesebre que estará encendido hasta el próximo 6 de enero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)