22 de septiembre de 2015 16:54

Perú: liberan al exnúmero dos de la guerrilla del MRTA tras cumplir una condena de 25 años

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP

El exnúmero dos del grupo armado guevarista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), Peter Cárdenas, recuperó su libertad este martes 22 de septiembre tras cumplir una condena de 25 años en prisión por el delito de terrorismo, informó el Instituto Nacional Penitenciario de Perú (INPE).

“Se ha cumplido con la pena y el INPE lo único que tiene que hacer es darle la libertad”, dijo a la radio RPP el presidente del sistema de prisiones peruano, Julio Magán.

Peter Cárdenas Schulte, abandonó la cárcel de alta seguridad de la base naval en el puerto El Callao, al este de Lima, la misma donde cumplen sentencia de por vida el líder histórico del MRTA, Víctor Polay, y el jefe y fundador de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán.

Cárdenas, que bordea los 65 años, se retiró acompañado por sus familiares y sin hacer declaraciones, según las autoridades penitenciarias que trataron de mantener en reserva la noticia.

Un tribunal de justicia lo había condenado a 25 años por los delitos de “terrorismo, terrorismo agravado y contra la fe pública” en tanto integrante de la cúpula del MRTA, una guerrilla que recurrió al secuestro de personalidades en la década de 1980 para financiar sus acciones armadas.

Cárdenas, quien usó el alias de “Camarada Alfonso” durante su militancia en el MRTA, estaba preso desde el 14 de abril de 1992 tras ser detenido por fuerzas de seguridad durante el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000). Debía salir libre en 2017 pero la justicia peruana le descontó 18 meses de prisión que cumplió entre 1988-1989.

El MRTA alcanzó fama internacional en 1996, cuando tomó por asalto la residencia del embajador de Japón en Lima, donde permaneció atrincherado más de cuatro meses con 72 rehenes en lo que constituye hasta ahora el secuestro masivo más prolongado en las Américas.

“Legalmente ya cumplió su pena, tiene que salir. No hay manera de retenerlo, pero todos tenemos que estar vigilantes”, dijo por su lado el ministro del Interior, José Luis Pérez.

La puesta en libertad de Cárdenas confronta a Perú con su pasado inmediato de terror y violencia que vivió el país entre 1980 y el 2000, y que dejó más de 69 000 víctimas producto del enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad (policía y militares) y las guerrillas del MRTA y Sendero Luminoso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)