18 de January de 2010 00:00

El personal de búsqueda se redujo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Ibarra

ecuador@elcomercio.com

La búsqueda de las cinco personas desaparecidas en la  laguna Puruhanta, el pasado 30 de diciembre, continuará esta semana pero con menos personal y equipos técnicos.

El sábado último, los miembros del Comité de Operaciones de Emergencia del cantón  Pimampiro (Imbabura) decidieron retirar a los buzos militares y policiales, los helicópteros y una parte de los botes Zodiac. La desmovilización continuaba ayer en el campamento de Nueva América y en el aeropuerto ibarreño.

“Este fue un operativo de búsqueda y rescate sin precedentes en la Sierra Norte. Se contó con el apoyo permanente de dos helicópteros, botes con motor, buzos y rescatistas de la Policía, Ejército, Cruz Roja, Bomberos y Defensa Civil. La ayuda de los comuneros también fue vital”, dijo Juan
Jaramillo, jefe del operativo.

En la zona de la laguna permanecerá un equipo de siete militares y policías. Ellos, según Jaramillo, se encargarán de buscar los cuerpos en el espejo de agua y en  los contornos a bordo de un bote.

“El puesto de coordinación del aeropuerto de Ibarra   también dejará de funcionar. Seguiremos el rastreo desde nuestras actividades diarias”, señaló Jaramillo.

Ruperto Muñoz (40 años), Amilcar Lima (26 años), Nancy Arcos (25), Ermel Chamorro (17) y Pedro Arcos (14), vecinos de la comuna La Florida, parroquia Mariano Acosta, naufragaron en la laguna cuando pescaban truchas. Puruhanta se encuentra a 3 472 msnm en una zona azotada por vientos fuertes  y rodeada por riscos y ciénagas  profundas.

Los buzos no podían permanecer más de 15 minutos sumergidos. El frío intenso y las profundidades que oscilan entre 20 y 40 metros no permitían extender el tiempo de trabajo, dijeron los expertos del Ejército.
 
Los rescatistas hallaron tres remos, una gorra y el bote utilizado por los pescadores. Todos eran vecinos de la comuna La Florida. 

Sus familiares, entre ellos el agricultor José Muñoz (padre de Ruperto) se unirán al equipo de uniformados que continuará en  la búsqueda hasta el viernes .

“Esperamos que los cuerpos  floten. Ya han pasado 18 días desde que empezó la búsqueda”, señaló José Andrade, segundo comandante del Grupo
Yaguachi. No se descarta la posibilidad de declarar a  la laguna como campo santo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)