24 de octubre de 2014 10:57

Peritos extranjeros confirman que víctimas del caso Las Dolores 'fueron ejecutadas en el piso'

El 17  de marzo del 2004 en el Palacio de Justicia, en Guayaquil, se  realizó una huelga de hambre de los familiares de las personas fallecidas  en el  caso Las Dolores. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El 17 de marzo del 2004 en el Palacio de Justicia, en Guayaquil, se realizó una huelga de hambre de los familiares de las personas fallecidas en el caso Las Dolores. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 49
Triste 5
Indiferente 5
Sorprendido 4
Contento 0
Redacción Seguridad

Las ocho víctimas recibieron disparos por la espalda, dos de ellas también recibieron impactos de bala de frente. Además que hay evidencia perdida y también desaparecida de la escena del crimen y que se encontraron proyectiles disparados por revólver. Esos tres aspectos y otros más fueron explicados detalladamente por dos de los cinco peritos venezolanos que comparecieron en el juicio Las Dolores.

El equipo de expertos de la Unidad de Criminalística Contra la Vulneración de Derechos Fundamentales del Ministerio Público de Venezuela se encargó de investigar las evidencias y los informes y protocolos de autopsias elaborados luego del 19 de noviembre del 2003, cuando se realizó el operativo policial en la farmacia.

Además, en enero pasado, reconstruyeron los hechos ocurridos durante el referido operativo policial de noviembre del 2003. En esta diligencia estuvieron presentes los procesados y sus abogados, Fiscalía y testigos. El perito Jesús Suárez, criminalista experto en balística, analizó 27 armas de fuego, 12 balas 9mm, cargadores y más elementos encontrados en la escena del hecho en el 2003. Partes de los proyectiles presentan deformaciones propias de haberse impactado contra una superficie dura. También examinaron los restos de las balas recuperadas en las autopsias.

Por su parte, la perito Tania Colmenares, médico anatomopatólogo forense, hizo pericias de trayectoria de las balas en los cuerpos de víctimas. Para eso basó en los protocolos de las autopsias y fotografías fijadas en los cadáveres en el 2003.

Luego de analizar cada uno de los informes de autopsias, concluyó que todos recibieron disparos por la espalda, mientras estaban tendidos en el piso. Algunos presentaban heridas de contacto, es decir de disparos a una distancia menor a dos centímetros.

“Así se confirma la teoría del caso planteada por la Fiscalía de que no hubo enfrentamiento entre policías y supuestos delincuentes en la farmacia, como plantea la defensa de los procesados”, enfatizó el Fiscal General.

Todos los elementos recibidos por los peritos venezolanos fueron levantados por criminalistas ecuatorianos el 19 de noviembre del 2003 en la escena del crimen.

El fiscal General, Galo Chiriboga Zambrano, dijo que Ecuador, a través de la Fiscalía y con base en los convenios internacionales, pidió la asistencia pericial de Venezuela. Con esto se busca independencia y transparencia en las pericias. “Esto no quiere decir que desconocemos la calidad de la Policía ecuatoriana, pero es mucho mejor que lo haga alguien que no esté relacionado con el caso”.

Hasta las 18:30 de este jueves 23 de octubre, cuarto día de audiencia, han entregado sus testimonios 35 personas, entre las esposas de dos de las víctimas: Dolores Vélez y Dolores Briones, testigos y peritos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)