26 de febrero de 2016 07:45

Liberan a periodistas que revelaron entregas de armas a islamistas 

Can Dundar (c), editor de la publicación, mientras posa para un selfi tras ser puesto en libertad de la cárcel de Silivri en Estambul (Turquía) en la madrugada del jueves 26 de febrero de 2016. Foto: EFE

Can Dundar (c), editor de la publicación, mientras posa para un selfi tras ser puesto en libertad de la cárcel de Silivri en Estambul (Turquía) en la madrugada del jueves 26 de febrero de 2016. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Dos periodistas turcos encarcelados desde hace tres meses por haber informado acerca de la entrega de armas a rebeldes islamistas en Siria fueron liberados el viernes 26 de febrero del 2016, aunque serán juzgados en marzo.

Can Dündar, redactor jefe del diario opositor Cumhuriyet, y Erdem Gül, el jefe de la oficina del diario en Ankara, fueron liberados al amanecer después de que el Tribunal Constitucional se pronunciara en su favor. Estaban detenidos en la cárcel de Silivri, en la periferia de Estambul.

“Al fin libres”, celebraba el Cumhuriyet en su sitio web.

Argumentando que “sus derechos a la libertad personal y a la seguridad han sido vulnerados” , el Constitucional ordenó el jueves que se pusiera fin a esta “violación”.

Dündar se felicitó al salir de la cárcel por esta “decisión histórica ” del alto tribunal, que “ se aplica a todos nuestros colegas, a la libertad de prensa y a la libertad de expresión”.

Los dos reporteros, firmes opositores al gobierno, están acusados de espionaje, divulgación de secretos de Estado y tentativa de golpe de Estado, por lo que fueron encarcelados a finales de noviembre.

El presidente Recep Tayyip Erdogan presentó personalmente la denuncia contra ambos, y prometió que pagarían “un alto precio”.

En concreto se les acusa de difundir en mayo un artículo y un vídeo que muestran cómo unos gendarmes interceptaron en enero de 2014 en la frontera siria camiones pertenecientes a los servicios secretos turcos (MIT) , cargados de armas destinadas a rebeldes islamistas en Siria.

El artículo enfureció a Erdogan, cuyo gobierno niega firmemente todo apoyo a los grupos islamistas sirios. Las autoridades afirmaron que el convoy interceptado llevaba “ ayuda ” a las poblaciones turcófonas de Siria.

La fiscalía de Estambul ha pedido cadena perpetua contra los dos periodistas, y fijó para el 25 de marzo la fecha de apertura de su proceso judicial. Los reporteros estarán bajo control judicial, y tienen prohibido salir de Turquía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)