Un periodista de televisión recibió dos tiros en Esmeraldas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Esmeraldas  
[email protected]

La Policía investiga el posible retorno del sicariato a la provincia de Esmeraldas. Anteayer, cerca de las 19:20, el periodista Eduardo Vite recibió dos impactos de bala en el antebrazo derecho. 
 


66 ataques
contra medios de comunicación se registraron en
2009, según Fundamedios.Los familiares del comunicador, de 50 años, contaron que dos  jóvenes lo interceptaron cuando retornaba a su hogar, desde el colegio Cayapas, en donde se desempeña como Rector. Los atacantes, al igual que el periodista, se movilizaban en motocicleta.

Vite notó algo extraño y trató de huir. Pero uno de los presuntos sicarios sacó su arma e intentó asesinarlo. El comunicador estiró el
brazo para defenderse. Eso le salvó la vida. El incidente ocurrió en las calles Chile y México, en el sur de la ciudad de Esmeraldas. Luego los atacantes huyeron en la moto, a gran velocidad.



Otros casos
El 24 de febrero de  2008, Carlos Navarrete, ex director de El Telégrafo, fue asesinado por delincuentes que ingresaron a su domicilio a robar la caja fuerte en Guayaquil. Hubo  siete procesados por el crimen. Solo dos de ellos se encuentran detenidos.
El 23 de junio de 2008,  Raúl Rodríguez, vicepresidente de Noticias de Radio Sucre, fue asesinado en  Guayaquil. La Fiscalía acusa a nueve personas, incluida la compañera sentimental, quien presuntamente intentó apropiarse del dinero del periodista.Según César Olguín, director de la Clínica del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social en Esmeraldas, los proyectiles no fueron letales, pero provocaron la fractura del hueso cúbito.

Vite, quien se desempeña  como profesor de Periodismo en la Universidad Católica y como analista político del canal Telecosta, de
Esmeraldas, estaba ayer tranquilo. Evitó señalar a posibles culpables. Familiares y amigos se congregaron en la casa de salud para mostrarle su solidaridad.

En los pasillos de la clínica se hablaba de una posible represalia de sectores políticos que se sentían aludidos por sus análisis noticiosos. Sin embargo, la Policía todavía no establece conclusiones e investiga los móviles del posible intento de asesinato.

La presidenta del Colegio de Periodistas de Esmeraldas, Piedad Ortiz, se mostró  preocupada por la agresión a uno de sus colegas. Señaló que “se debe investigar y sancionar a los responsables del atentado. Ni la violencia podrá acallar la voz de los comunicadores”.

La dirigente invitó a todas las personas que han sido víctimas de  violencia a presentar sus denuncias ante la Policía.
La agresión al popular periodista fue ayer el tema de conversación en Esmeraldas. Entre los habitantes se comentaba que se trató de un ataque de sicarios, “contratados expresamente para asesinarlo”. La Policía tampoco ha querido adelantar criterios sobre la posible presencia de asesinos a sueldo. Sin embargo,  la ciudadanía presume esa amenaza, por  la forma como se produjo el ataque.

Además, el ataque a Eduardo Vite no es el primero que ocurre con esas características. El 15 de junio fue asesinado el abogado Eduardo Veira, mientras leía unos documentos en un cibercafé ubicado en el barrio La Tolita.

En aquella ocasión, testigos indicaron que dos hombres se aproximaron hasta el local en una motocicleta. Ante la mirada atónita de los transeúntes, uno de los delincuentes descendió de la moto, sacó una pistola, ingresó al cibercafé y  disparó dos veces en la espalda de Veira.

Luego, el asesino salió a prisa, se quitó un buzo, una gorra negra, y subió en la moto, en donde lo esperaba el conductor con el motor encendido. Veira era dirigente del Partido Social Cristiano (PSC) en Esmeraldas.

A mediados del año pasado, Inteligencia Militar detectó que en Esmeraldas operaban dos grupos de sicarios, asociados a movimientos armados de Colombia: los Águilas Negras (paramilitares del vecino país) y Los Rastrojos (narcotraficantes; el ejército del Cartel del Norte del Valle). 

Según allegados de Eduardo Vite, el miércoles último ya habría tenido un percance con dos hombres que lo estaban siguiendo, posiblemente los mismos que lo atacaron al día siguiente.

La agresión al periodista se suma a un atentado más que se produjo el 7 de abril último contra radio Gaviota y Telecosta, el canal en donde Vite trabaja. Esa vez,  no identificados ingresaron a las instalaciones de esos medios de comunicación y arrojaron ácido en los transmisores.

Johanna Endara, presidenta de la compañía que agrupa a los dos medios de comunicación esmeraldeños, señaló que se trató de la represalia de un grupo político –no quiso revelar el nombre- que se sintió afectado por los comentarios que posiblemente se emitieron en el informativo. Hasta el momento, no hay pistas de los responsables del ataque a los dos medios de comunicación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)