24 de agosto de 2015 09:03

Periodista detenido en Bangkok podría ser condenado a cinco años de cárcel

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Un periodista de Hong Kong, detenido el domingo 23 de agosto en Tailandia por haber transportado un chaleco antibalas y un casco, fue liberado este lunes 24 de agosto pero podría ser condenado a cinco años de prisión por "tenencia de arma ilegal", según la Policía.

Anthony Kwan Hok-chun, un fotógrafo que trabaja para el grupo de prensa Initium de Hong Kong, cubrió los acontecimientos tras el atentado del lunes pasado en Bangkok, que dejó 20 muertos.

En el momento de su detención se disponía a salir de Bangkok llevando en su equipaje un chaleco antibalas, utilizado con frecuencia por los periodistas para cubrir eventos potencialmente peligrosos.

Anthony Kwan Hok-chun fue inculpado en virtud de la ley sobre control de armas de 1987, que prohíbe la posesión de material militar sin licencia. "Está acusado de tenencia de arma ilegal, penada hasta con cinco años de cárcel, y será juzgado por un tribunal militar", indicó el Club de Corresponsales Extranjeros de Tailandia(FCCT) en un comunicado difundido este lunes.

"Los chalecos antibalas y los cascos empleados por los periodistas no son armas ofensivas y no deben ser consideradas como tales", deploró el FCCT. "Tener un chaleco antibalas sin permiso es pasible de cinco años de prisión y de una multa de aproximadamente USD 1 300)", confirmó su abogada Sirikarn Charoensiri, en un mensaje a la AFP.

Tailandia está dirigida por la junta militar que sumió el poder después de un golpe de Estado en mayo de 2014. Desde entonces, cuando se trata de una cuestión de "seguridad nacional", también los civiles son juzgados por un tribunal militar.

Numerosos periodistas internacionales viajaron Tailandia tras el atentado ante el santuario de Erawan, en el centro de Bangkok, que causó 20 muertos y más de 120 heridos.

El año pasado, durante la crisis más reciente, los periodistas que cubrían los acontecimientos llevaban chalecos antibalas y cascos sin que las autoridades tailandesas emprendieran ninguna acción contra ellos.

Durante las manifestaciones de 2010 en las calles de Bangkok, dos periodistas extranjeros murieron alcanzados por disparos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)