13 de December de 2014 20:52

Los perfumes importados perdieron 10% del mercado en Ecuador

María Luz Valencia prepara un perfume en el local de The Lab en el sector de la Víctor Emilio Estrada, Urdesa. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

María Luz Valencia prepara un perfume en el local de The Lab en el sector de la Víctor Emilio Estrada, Urdesa. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 7

Evelyn Tapia

Desde el antiguo Egipto donde se desarrollaron las primeras técnicas para extraer olores como culto a los dioses, pasando por la época dorada del reinado de Luis XIV en Francia, cuando su corte fue bautizada como ‘la corte perfumada’ hasta hoy, los perfumes han sido percibidos como productos con un cierto aire de lujo.

La firma francesa Caron, por ejemplo, diseñó una edición limitada del perfume Poivre Caron de 2 onzas a USD 2 000.
Pero en el mercado ecuatoriano hay una variedad de precios que hacen de este producto un bien con alta demanda para regalar en Navidad.

El consumidor encuentra desde los contratipos que se producen de manera artesanal (perfumes genéricos de marcas reconocidas) que se venden por USD 30, aquellos de venta por catálogo que oscilan entre USD 35 y 50, hasta los de reconocidas marcas internacionales importados por casas comerciales que pueden llegar a costar hasta USD 200.

Entre los impuestos que pagan estos últimos están el 20% de ICE, el 20% del impuesto Advalorem, el 12% del IVA y el 0,5% de Fodinfa.

Según un estudio de la consultora de mercado Kantar Worldpanel en Ecuador, en diciembre se presenta un incremento de ventas de más del 5% en fragancias y cremas corporales a través del canal regalo.

A escala regional, un estudio elaborado en este año por la consultora Deloitte en América Latina revela que los perfumes y artículos de cuidado personal ocupan el segundo lugar de los productos preferidos para comprar en Navidad.

Telémaco Suárez, propietario de la marca de perfumes The Lab, que importa bases de fragancias desde Francia, pero produce mezclas personalizadas en Ecuador, cuenta que en Navidad las ventas se triplican en los locales de Quito, Guayaquil, Salinas y Portoviejo.

Diciembre es la mejor época para comercializar este tipo de productos, coinciden quienes trabajan en este segmento. María del Mar Yépez, analista de marca Ésika, de la multinacional Belcorp, cuenta que de las ventas totales de las tres marcas (Ésika, L’Ebel y CyZone), el 33% es venta de perfumes.

“Desde que comienza la campaña navideña hay un incremento de 20% en las ventas”, indica Yépez.

El mercado de los perfumes comenzó el 2014 con dificultades para los importadores y se temía que el mercado se contrajera, debido a que la resolución 116 del Comité de Comercio Exterior (Comex) hizo que la importación de perfumes y materias primas de perfumes tuviera dificultades para ingresar al país.

Esto porque la resolución establece un certificado de reconocimiento (norma INEN) como un soporte obligatorio a la declaración aduanera.

Pero luego de que en marzo se hicieran modificatorias al reglamento, las importaciones tuvieron menos trabas.

“Era muy complejo importar porque no se podía cumplir con certificaciones que no hay en el Ecuador ni en el mundo”, explica María Fernanda León, presidenta de la Asociación Ecuatoriana de Productos Cosméticos (Procosméticos).

A pesar de las modificaciones, León reconoce que hay problemas aún para importar productos terminados. Las importaciones de perfumes, según el Servicio de Aduanas (Senae), pasaron de USD 43 millones de enero a octubre en el 2013 a USD 19,9 millones en igual período de este año.

Los perfumes importados que hasta el 2010 ocupaban el 90% del mercado ahora llegan al 80%. “La producción nacional ahora es de 20%”, dice León.

La variedad de productos en perfumes en uno de los locales de la firma ecuatoriana Mianova, ubicado en Guayaquil. Foto: Camilo Pareja / EL COMERCIO

La variedad de productos en perfumes en uno de los locales de la firma ecuatoriana Mianova, ubicado en Guayaquil. Foto: Camilo Pareja / EL COMERCIO

Negocios como Mianova y Vocé, en Guayaquil, que importan materia prima y producen contratipos, coinciden en que este año las ventas aumentaron. Fred Molina, propietario de Mianova, dice que los pedidos se han duplicado. La firma tiene una capacidad de producción de 150 perfumes diarios.

Las empresas de venta por catálogo también incrementaron la producción. Belcorp, por ejemplo, este año alcanzó el 50% de producción nacional de las fragancias.

Apesar de que Ecuador no produce las esencias para elaborar perfumes, el 60% del componente, el alcohol, se produce en Ecuador. Vocé, que vende al año unos 1 044 perfumes, resaltó que el negocio rinde porque los costos de producción son bajos. “Producir puede costar USD 4,60 y al final se venden en USD 30”.

En contexto
En noviembre del 2013 se emitió la resolución 116 del Comité de Comercio Exterior (Comex) que dificultó las importaciones al país para aproximadamente 300 productos, entre ellos los perfumes y materias primas de perfumes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)