30 de octubre del 2015

El perdón del Papa a los Legionarios genera interrogantes

perdón del Papa

Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 2
Agencia AFP

El perdón del papa Francisco a la congregación mexicana Legionarios de Cristo genera interrogantes aunque, según observadores, podría enmarcarse en su política de misericordia con una organización que se reformó tras los abusos sexuales de su fundador, el fallecido Marcial Maciel.

“Forma parte de las actividades del jubileo”, se limitó a declarar el jueves a la AFP el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

“No tengo más comentarios sobre el tema. La indulgencia plenaria es un beneficio espiritual que se concede con ocasión del año del jubileo. Puede ser concedido a varias congregaciones”, agregó Lombardi.

En un comunicado oficial, la congregación ultraconservadora, empeñada en limpiar su pasado marcado por la pedofilia de su fundador, el mexicano Marcial Maciel, informó el miércoles de la decisión del papa de conceder el perdón de la Iglesia.

La indulgencia plenaria fue comunicada a través de una nota de la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede con fecha 27 de julio del 2015.

Según el documento de la Penitenciaría Apostólica, los legionarios y los miembros del Regnum Christi, su brazo seglar, podrán alcanzar la indulgencia plenaria “si renuevan por devoción sus compromisos que los vinculan al Movimiento o a la Legión, y rezan por la fidelidad de su patria a su vocación cristiana, por las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada, y por la defensa de la familia”.

Se les concede la indulgencia plenaria “cuando se dedican por un tiempo conveniente a la práctica de las obras de misericordia”, así como “a enseñar o aprender la doctrina cristiana o participan en misiones de evangelización”, reza el texto.

La solicitud de indulgencia fue presentada por el director general de la congregación, el mexicano Eduardo Robles-Gil, para “celebrar dignamente” el 75 aniversario de su fundación.

La congregación ultraconservadora, fundada en 1941, logró por décadas ocultar las denuncias contra Maciel y contó con la protección de altos jerarcas del Vaticano durante el pontificado de Juan Pablo II (1978-2005), quien consideraba a los legionarios un ejemplo de virtud católica.

Con una petición colectiva de “perdón” por “los comportamientos graves y objetivamente inmorales” cometidos por el fallecido Maciel, pronunciada a través de un comunicado divulgado en febrero del año pasado en Roma tras una serie de reuniones extraordinarias, el movimiento, presente en casi toda América Latina, prometió “iniciar una nueva etapa” después de estar al borde de la disolución por haber protagonizado uno de los mayores escándalos de la Iglesia.

Viaje a México

La divulgación del decreto pontificio, firmado por el Penitenciario Mayor de la Santa Sede, cardenal Mauro Piacenza, generó interrogantes entre los observadores de asuntos del Vaticano y ha tenido varias interpretaciones.

“Respeta el estilo del papa Francisco, de conceder el perdón, aunque con ello no se borran las responsabilidades ni la condena severa de los abusos cometidos tanto sexuales como de carácter económico del pasado”, comentó a la AFP el vaticanista Ignazio Ingrao.

El experto, autor esta semana de un amplio artículo para la revista Panorama sobre las luchas internas en la Curia Romana y los sabotajes contra las reformas que promueve Francisco, estima que con esa decisión el papa argentino reconoce de alguna manera “los aspectos positivos” de la congregación, como el hecho de contar aún con numerosas vocaciones.

Otros observadores consideran que el perdón del papa a uno de los sectores más conservadores e influyentes de la Iglesia, muchos de los cuales reman contra sus propuestas, como ocurrió durante el reciente sínodo de obispos, resulta una propuesta de tregua.

Una tregua clave en vista de su primer viaje a México, programado para 2016.

El papa Juan Pablo II visitó en cinco ocasiones México durante sus más de 26 años de pontificado y el papa emérito Benedicto XVI una sola vez en marzo del 2012. La congregación participó activamente en estos viajes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)