24 de enero de 2017 09:03

Pekín está decidido a 'defender sus derechos' en el mar de China meridional

Las islas artificiales de China en esas aguas, alguna de las cuales podrían tener uso militar, son consideradas como potencial detonante de un conflicto. Foto: AFP

Las islas artificiales ubicadas en el mar de China meridional son consideradas como potencial detonante de un conflicto. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Agencia AFP

China advirtió este martes 24 de enero del 2017 a Estados Unidos que no desistirá de sus reivindicaciones de soberanía en el disputado mar de China meridional, después que la administración de Donald Trump prometiese defender los intereses estadounidenses e internacionales en la zona.

Las islas artificiales de China en esas aguas, alguna de las cuales podrían tener uso militar, son consideradas como potencial detonante de un conflicto.

El nuevo portavoz de la presidencia estadounidense, Sean Spicer, advirtió el lunes 23 de enero que Washington “protegería sus intereses” en las aguas “internacionales” del mar de China meridional.

“La soberanía de China sobre las islas del mar de China meridional y sus aguas adyacentes es indiscutible”, declaró la portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, durante una comparecencia el martes antes los medios.

Pekín reivindica la mayor parte del mar de China meridional, pero varias naciones vecinas, como Filipinas, Vietnam, Brunei y Malasia, tienen también pretensiones de soberanía en esa vasta zona, donde cada una controla varios islotes.

Para afirmar su soberanía, China, como otros países de la región, lleva a cabo obras de “terraplenado” para agrandar artificialmente los islotes que controla. Después, construye puertos, faros, pistas de aterrizaje e infraestructuras militares, según Washington y expertos militares.

“China está decidida a salvaguardar sus derechos y sus intereses”, afirmó Hua. Y agregó: “Estados Unidos no es parte en el diferendo sobre el mar de China meridional”.

Sin embargo, Spicer no parecía pensar lo mismo.

“Si esas islas se encuentran realmente en aguas internacionales y no forman parte propiamente dicha de China, nos aseguraremos de impedir que un país se apodere de intereses internacionales”, había afirmado el lunes.

El candidato de Trump para ocupar la secretaría de Estado, Rex Tillerson, también había dicho la semana anterior que se podía impedir el acceso de China a esas islas, abriendo la posibilidad de una confrontación militar.

Durante la administración del presidente Barack Obama, Estados Unidos insistió en su neutralidad en cuestiones de soberanía en el mar de China meridional.

Pero, mientras pedía que el desacuerdo se resolviese mediante la ley internacional, Washington defendió la libertad de navegación enviando patrullas navales a las aguas en disputa.

China 'no está preocupada'

Pese a esta reciente escalada retórica, China “no está preocupada” por las crecientes tensiones con Washington, aseguró Hua.

“Pekín sabe que no puede ganar un conflicto convencional frontal con Estados Unidos”, explica a la AFP Valerie Niquet del 'think tank' francés Fundación para la Investigación Estratégica, con sede en París.

“Pekín busca por lo tanto desarrollar las capacidades que puedan devolverle la libertad de maniobra, llevando a Washington a dudar ante una intervención potencialmente costosa en Asia”, señala.

Así, el martes, el diario chino Global Times llamó al país a ampliar su arsenal nuclear “para obligar a Estados Unidos a respetarlo”.

Además, en los últimos días redes sociales chinas difundieron fotografías destinadas a mostrar un avanzado sistema balístico intercontinental desplegado en el noreste.

Según el diario, el ejército chino habría filtrado dichas imágenes como advertencia a Trump. “Creen que esta es la respuesta de Pekín a las provocadoras declaraciones de Trump sobre China”, afirmó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)