13 de mayo de 2017 00:00

Pedro Moncayo muestra sus atractivos

Preparativos para el desfile de las rosas, que se realizará mañana en Tabacundo. Uno de los íconos es el picaflor. Foto: Francisco Espinoza/PARA EL COMERCIO

Preparativos para el desfile de las rosas, que se realizará el 13 de mayo de 2017 en Tabacundo. Uno de los íconos es el picaflor. Foto: Francisco Espinoza/PARA EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Washington Benalcázar
Redacción Sierra Norte (I)

Los atractivos del cantón Pedro Moncayo, en la provincia de Pichincha, se mostrarán este 13 y 14 de mayo de 2017 en el denominado Tour de la Rosa.

Se trata de una ruta de 2 800 metros, trazada en Tabacundo, en la que los visitantes podrán conocer detalles de la cultura, actividades productivas y las tradiciones populares de esta localidad,ubicada a 66 km al norte de la capital ecuatoriana.

El tour es parte de la II Feria Mundial de la Rosa, que se celebra en honor a la flor que se produce en el norte de Pichincha y tiene fama de ser una de las mejores del mundo.

“En esta zona del país (Pedro Moncayo y Cayambe) se concentra el 60% de las 600 plantas florícolas del Ecuador, registradas en Agrocalidad.

Según Ricardo Canelos, gerente de la empresa Aaasacorporation SA, el sol perpendicular durante todo el año, el clima y la tierra garantizan la calidad de las rosas.

Es por ello que se ha retomado la Feria de la Rosa, que se suspendió el año pasado debido al terremoto que afectó a la Costa del país. Así explica Rosendo Llugcha, técnico de Cultura de la Unidad de Desarrollo Comunitario del Municipio de Pedro Moncayo.

Llugcha comenta que en esta ocasión la festividad servirá para promocionar no solo la rosa, sino los encantos naturales y arqueológicos de esta localidad: las lagunas de Mojanda, las pirámides de Cochasquí, las granjas agroecológicas y la oferta de turismo comunitario.

Los vecinos y turistas podrán recorrer caminando o en vehículos el sendero, que se inicia en la avenida Cochasquí, cerca a la vía Panamericana, y avanza por el barrio La Banda, el parque 1 de Enero, La Playita, hasta el Centro de Exposiciones de la ciudad de Tabacundo.

En varios puntos del trayecto se colocaban ayer estructuras metálicas, cubiertas de rosas de diferentes colores, que representan al picaflor, ramos de flores y personajes populares como la chinuca (hombres que se disfrazan de mujeres en las fiestas), el diablohuma (cabeza de diablo, en español) y danzantes, entre otros.

Junto a los íconos habrá rótulos con información sobre el significado. También grupos musicales, que pretenden alegrar la jornada.

Para el diseño de las figuras se utilizaron 50 000 tallos de rosas, que donaron las floricultoras. Paralelamente, habrá tres ferias: una de flores en el parque Homero Valencia; otra gastronómica en elMercado Municipal; y de productos agroecológicos en La Playita.
El día de hoy concluirá con un festival musical que se iniciará a las 18:00 con un concurso de bandas de pueblo. La cita, que no tiene costo, se llevará a cabo en la plazoleta La Banda.

Mañana se realizará el desfile de las rosas. Se trata del paso de carretas de diferentes florícolas, instituciones públicas y privadas, que demostrarán su ingenio, decorando los vehículos ancestrales.
La jornada cerrará con una serenata a la madres, en el pretil de la iglesia.

Para Pedro Moncayo, la emblemática flor es el principal motor de la economía. Es por ello que en el 2011 se bautizó a Tabacundo como la ‘Capital Mundial de la Rosa’.

A la par de las celebraciones populares habrá una rueda de negocios para los productores y comerciantes de los capullos. Se trata de la III Cumbre Mundial de la Floricultura, que se desarrollará del 16 al 18 de este mes, en el Centro de Exposiciones local.

Frank Gualsaquí, alcalde de Pedro Moncayo, quiere aprovechar la coyuntura de la Feria de la Rosa para promocionar otros productos y destinos.

Uno de ellos es la visita a los huertos agroecológicos. Es una iniciativa que incluye a 150 campesinos del cantón, que están produciendo alimentos libres de agroquímicos.

Arturo Espinosa, vecino de la Loma de Chimbacalle, parroquia La Esperanza -que produce cebolla, brócoli zanahoria, lechuga, fréjol, arvejas y papas- es uno de los que participa en el llamado turismo agrario.

Comenta que ahora llegan a su propiedad viajeros y estudiantes para observar su trabajo y adquirir productos sanos.
En Pedro Moncayo aún hay sitios por explorar, como cascadas, bosques y vestigios de culturas antiguas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)