18 de enero de 2018 00:00

Peatonalización busca mejorar la calidad del aire del Centro Histórico

Los trabajos en la calle García Moreno se efectúan desde la semana pasada. La circulación vehicular está restringida. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Los trabajos en la calle García Moreno se efectúan desde la semana pasada. La circulación vehicular está restringida. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 29
Andrés García

Desde hace 13 días resulta más fácil caminar por las calles García Moreno y Chile, en el Centro Histórico. La gente circula sin temor a los carros, aunque debe sortear a los trabajadores y a los adoquines que se colocarán en el denominado Paseo de las Siete Cruces.

Hasta el momento, la primera fase de los trabajos para nivelar las aceras y calzadas se ejecuta de acuerdo con el cronograma, según dijo Angélica Arias, directora del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP). La funcionaria señaló que a la altura del colegio San Pedro Pascual hubo que consolidar el sistema de alcantarillado de la zona, antes de colocar los nuevos adoquines.

La segunda fase de intervención arrancará el próximo 19 de febrero. Ahí se trabajará en el tramo de la calle Chile, desde la Benalcázar hasta la Cuenca. También, se cerrará totalmente el tránsito vehicular.

Este proyecto ya generó cambios concretos en el tema turístico. Debido al cierre de la García Moreno, ahora se adecuó una bahía de embarque y desembarque de turistas sobre la calle Sucre y Cuenca, al extremo norte de la plaza de San Francisco. En total, serán cuatro bahías provisionales, en las que también se podrá descargar mercadería para los negocios circundantes.

Una vez que termine el proyecto, la circulación vehicular por la Chile y Benalcázar también quedará restringida. Se otorgarán salvoconductos a funcionarios de instituciones públicas (Vicepresidencia) y a las unidades de transporte de instituciones educativas ubicadas sobre ese tramo.

Este cambio, que se enmarca dentro del programa de peatonalización del Plan Maestro de Movilidad Sostenible, busca reducir los niveles de contaminación en esa parte de la ciudad. Así lo dijo Verónica Arias, secretaria de Ambiente del Municipio. La funcionaria afirma que al crear calles exclusivas para peatones, se reducirán las emisiones contaminantes.

Esa entidad Municipal comparó los niveles de calidad del aire en un día normal y durante la Fiesta de la Luz. Los datos revelaron que la peatonalización del Centro Histórico por ese evento redujo notablemente la emisión de contaminación. En esos días, se midió un índice de material particulado de 5 m3. En los días normales, esos niveles llegaron a 20 metros cúbicos. El IMP tiene datos de que 40 000 autos circulaban semanalmente en la García Moreno hasta que se iniciaron los trabajos.

Sin embargo, el cambio a la peatonalización será paulatino. Al momento, la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) realiza mediciones para establecer un horario para vehículos y otro para peatones. En principio, se maneja la opción de hacer una restricción vehicular de cinco horas. El horario que analizan es de 10:00 a 15:00. La directora del IMP señaló que en febrero próximo se anunciarán los horarios definitivos para esta etapa de transición.

Entre los comerciantes del sector hay expectativas por el proyecto. Jazmín Carvajal, propietaria del restaurante La Homilía, espera que la peatonalización aumente el flujo de turistas en la zona. “Queremos que más gente venga y camine por esta parte”, comentó. También cree que se debe mejorar la limpieza de las calles, sobre todo en las noches.

Jaqueline Pillajo, dirigente del Centro Comercial Granada, contó que debido a los trabajos, las ventas disminuyeron. Ella confía que la situación mejore cuando esté listo el proyecto. Pero espera que se refuerce el control a los vendedores informales.

Para el urbanista y académico Fernando Carrión, en el proyecto de peatonalización no se debería perder de vista la integración entre el norte y el sur de la ciudad.

A su criterio, estos procesos deben tomar en cuenta la geografía de la capital y entenderla bajo la lógica de un Distrito Metropolitano. Pero en el caso de la calle Chile, que es en sentido este-oeste, Carrión considera positiva la restricción vehicular. “Cuando esté lista la estación San Francisco del Metro, la gente necesitará más calles peatonales en ese sentido”, manifestó.

Según la Secretaría de Ambiente, la peatonalización forma parte de los compromisos que la ciudad adquirió para reducir sus emisiones y contribuir con la mitigación del cambio climático. El plazo es hasta el 2050, pero los primeros hitos se deben consolidar hasta el 2020, aseguró la titular de esa entidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (2)