23 de junio de 2014 19:28

Paúl Carrasco: ‘Hay que ser creativos para buscar otras fuentes de financiamiento’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 10
Contento 0
Redacción Cuenca

Entrevista a Paúl Carrasco, prefecto de Azuay

Su trayectoria.  En el 2005 ganó por primera ocasión la Prefectura de Azuay. En febrero fue elegido para su tercer período.

Su punto de vista.  Considera que los gobiernos locales deben buscar nuevas opciones para financiar sus proyectos.

El Presidente de la República anunció que no se entregarán recursos extrapresupuestarios a los gobiernos seccionales. ¿Esta decisión es política o técnica?
Es técnica, pero el Gobierno le da un tinte político. Tiene un déficit de unos USD 4 500 millones... Hay un problema técnico porque tiene un endeudamiento del Gobierno en plazos cortos y su idea es conseguir financiamiento y a largo plazo recuperarse.

¿Y lo político?
Lo primero que hace es pegarse contra los gobiernos locales para ver si nosotros reaccionamos y generamos un conflicto. El Gobierno nunca ha entregado recursos extrapresupuestarios a los gobiernos locales. Todas las obras y acciones se ejecutan a través de los diferentes ministerios. El Presidente está muy mal informado porque antes de ejecutar una obra, los gobiernos seccionales firmamos un documento para trasladar la competencia.

¿Cómo afecta esta decisión a la gestión seccional?
De ninguna manera debería frenar y aquellos prefectos y alcaldes que están convencidos que aliándose al Gobierno van a obtener recursos están equivocados. Habría que plantearse qué sucedió con los recursos del petróleo y del cobro de impuestos que tienen un superávit. Hay una nube política contra los gobiernos locales para justificar la crisis económica que tiene. Si el Régimen no consigue financiamiento a largo plazo, está en problemas.
Con miras al 2017, ¿a quién le puede pasar factura?
Indudablemente al próximo Gobierno, porque mientras el Presidente esté administrando, buscará justificar el proceso de la crisis económica. El siguiente Régimen tendrá que tomar medidas fuertes. En la actualidad, hay otros mecanismos que podrían optar los gobiernos autónomos descentralizados para autofinanciarse.

¿Qué opciones?
La ley nos permite el financiamiento privado. Debemos luchar por nuestras competencias en términos políticos y financieros, pero también debemos ser creativos y no tener miedo a endeudarnos localmente o que el Estado nos quite los recursos. Hay que buscar mecanismos en los que la población colabore, pero no debemos poner más impuestos. El Gobierno plantea que las prefecturas cobremos la contribución especial de mejoras a los frentistas de la vías, pero eso empobrecerá a más a la gente de la zona rural.

¿Este tipo de medidas afectarían a las figuras locales con miras al 2017?
Puede haber una intención de evitar protagonismos locales. Pero hay que tener posiciones y los alcaldes y prefectos fuimos elegidos por el pueblo, no por el Presidente. Hay que ser creativos y construir liderazgos; la gente no nos votó para conseguir recursos sino porque buscó gente con personalidad y liderazgo... Pese a todo no se eliminarán los liderazgos locales si hay creatividad, capacidad de hablar y pensar.

Usted dice que el Régimen busca que los gobiernos locales reaccionen, ¿por qué?
Necesita tapar el problema económico que se viene con una disputa política en el territorio. Con ello, busca encontrar posibilidades de desprestigiarnos. Además, podría, con ello, adelantar las elecciones de los gobiernos regionales y así, ganando las gobernaciones, intentará borrar la pérdida que tuvo en las elecciones seccionales del 23 de febrero, y llegar fortalecido al 2017.

¿Qué tan factible que eso ocurra en el corto plazo?
La Constitución dice que si no existen acuerdos en los territorios, quién pondrá y marcará la unidad es el Gobierno. Y puede hacerlo porque es complicado que las poblaciones y los sectores políticos podamos concertar en las regiones.

¿Qué posibilidad es que logren una concertación a través del Congope?
Los gremios que están secuestrados por el Gobierno no sirven para nada porque no hay defensa de la descentralización y son sometidos directamente por el Régimen central. Hay que analizar si seguimos siendo parte de un organismo que no sirve para nada, que no defiende descentralización, autonomía, recorte de recursos… Hay que buscar la unidad entre los prefectos y alcaldes que tengamos coincidencias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)