10 de marzo de 2016 23:22

Dos patrulleros y siete policías de turismo dan seguridad en La Ronda

Estas medidas se tomaron tras el asesinato de un joven el pasado 29 de febrero. Foto: Archivo EL COMERCIO

Estas medidas se tomaron tras el asesinato de un joven el pasado 29 de febrero. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Fernando Medina

Las seguridades se reforzaron. Los patrullajes policiales se hicieron más frecuentes. Así califican los vecinos de La Ronda al accionar policial del sector.

Estas medidas se tomaron tras el asesinato de un joven el pasado 29 de febrero en las cercanías de la tradicional calle del centro de Quito.

A ese sector, cada fin de semana asisten cerca de 4 000 personas, entre turistas extranjeros y nacionales. Ellos son atraídos por los cerca de 80 locales comerciales que ofrecen comida, diversión y artesanías.

Miguel Mafla es uno de los dirigentes del barrio y la noche de este jueves, 10 de marzo habló con un equipo de EL COMERCIO. Desde su restaurante contó que la calle turística es segura. Sin embargo, los alrededores necesaitan mayor resguardo. Según el hombre que vive en ese sector 53 años, en las noches existen puntos conflictivos en donde se han registrado robos y venta de estupefacientes.

Uno de ellos es el bulevar 24 de Mayo. Precisamente en ese lugar, los agentes vigilan con un patrullero. Así, lo indicó Marcelo Guilcaso. Él es el jefe de la Policía de Turismo de La Ronda. El sub oficial detalló que siete agentes y dos patrulleros dan seguridad a los turistas. Ellos están en el sector desde las 08:00 hasta las 02:00. Pero añade que tienen el apoyo de los agentes del distrito Manuela Sáenz. Ellos son los encargados del patrullaje de las calles del centro histórico.

Sin embargo, Mafla pide que se designe a más agentes para el sector, pues hace dos años tenían cerca de 20 guardias privados y los robos disminuyeron.

El mismo requerimiento hizo Fernanda Casa, trabajadora de un restaurante. Dice que a pesar de que sí hay presencia policial, sospechosos se infiltran entre la gente y meten las manos a los bolsillos ajenos. Esto sucede generalmente los viernes y sábados cuando la afluencia de personas es masiva. Ella junto a un compañero también denunciaron que existen personas que acosan a los visitantes y les piden dinero. “Saben amedrentar y les quitan la plata a los turistas”, señalaron.

Para evitar eso, los agentes turísticos recomiendan a quienes visiten La Ronda no sobrepasar los horarios permitidos. Es decir, jueves a las 00:00, mientras que viernes y sábados hasta las 02:00.

Además, piden que caminen en grupos y eviten caminar por calles desoladas. También dicen que quienes tomen taxis verifiquen que sean de cooperativas legales y que tengan cámaras de seguridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)