28 de septiembre de 2016 00:00

Patrimonio de la UNE, bajo lupa de comisión

Uno de los bienes inmuebles de este sindicato del magisterio, en Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Uno de los bienes inmuebles de este sindicato del magisterio, en Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Mariela Rosero
Redacción Sociedad y varias corresponsalías (I)

A mediados de noviembre, la comisión liquidadora deberá presentar un informe sobre el patrimonio de la Unión Nacional de Educadores (UNE). De forma preliminar, se conoce que este gremio del magisterio cuenta con 92 propiedades en el país.

“Muchos de esos predios están entregados a particulares para que usufructúen de ellos”, dijo el ministro de Educación, Augusto Espinosa. Y adelantó que se han recibido 9 000 solicitudes de devolución de dinero de maestros que alegan que, supuestamente, se les habría descontado el aporte hasta el 2009, sin autorización.

Además apuntó que existe un reclamo laboral de dos adultos mayores que dicen haber trabajado en el edificio matriz de Quito, por 40 años. Eso implicaría -anotó- una obligación de USD 400 000.

Estos pronunciamientos son rechazados por Rosana Palacios, presidenta de la UNE nacional. Para ella se busca justificar la posible venta del patrimonio de este sindicato. “Toda denuncia debe ser comprobada. Espinosa se convirtió ahora en Ministro de Trabajo”, comentó y sostuvo que los supuestos empleados de la UNE fueron arrendatarios.

El 18 de agosto, la Secretaría de Educación de Quito hizo llegar una resolución a la UNE. A través de ella se declara disuelta a esta organización, con personería jurídica desde 1950.

En ese documento se informa que una comisión liquidadora presentará un informe sobre el patrimonio del gremio en 90 días, es decir, tiene plazo hasta el 18 de noviembre.

Palacios no precisó cuántos inmuebles tiene la UNE en el país. Dijo que las directivas provinciales y cantonales se han manejado con autonomía. Según ella, algunos locales han sido obtenidos gracias a comodatos con gobiernos locales.

Enla capital azuaya, dos empleados de la UNE laboran a puerta cerrada. Las oficinas administrativas funcionan en el segundo piso de un edificio propio ubicado en la céntrica calle Presidente Córdova.

Esta estructura de cuatro pisos y otros tres inmuebles son parte de patrimonio: una quinta vacacional en Capulispamba, la Casa del Maestro en Gualaceo y las sedes en Girón y Sigsig. Solo la última está entregada en comodato a una fundación que atiende a niños en situación de abandono.

Según el presidente de la UNE de Azuay, Bolívar Izquierdo, tienen 1 000 afiliados que aportan voluntariamente USD 5 mensuales y otros

4 000 más que no lo hacen. Los aportantes reciben los beneficios médicos, odontológico, ingreso a la quinta. Mientras que los otros lo pueden hacer pero pagando un valor.

Los ingresos por el arriendo de las oficinas del edificio central alcanzan solo para el pago del personal y mantenimiento. “Ninguna autoridad del comité ejecutivo percibe sueldo”, señaló Izquierdo y acotó que el Gobierno no puede embargar los bienes de la UNE porque no son públicos ni adquiridos con dineros del Estado.

En Guayas, un presupuesto mensual de USD 2 000 es el soporte de la UNE, recalcó su presidente, Glenda Soriano. “Todos los fondos los maneja y asigna la directiva nacional”.

En Guayas la agrupación reúne a unos 10 000 maestros. Pero menos de 2 000 mantienen sus aportes, como indica Luis Chancay, presidente del gremio entre 2010 y 2013.

Desde el 2009 no se puede descontar el aporte vía rol de pagos. Pero llegaron a un convenio para debitar USD 3,65 de las cuentas bancarias, el equivalente al 1% de un sueldo básico, contó Chancay.

Lo recaudado, explica Soriano, se invierte en logística, propaganda, pago de trabajadores y servicios básicos y en la organización de movilizaciones. Por eso rechaza el pedido del Ministerio para la devolución de las alícuotas a los agremiados. “¿Acaso que la UNE es una caja de ahorro o una cooperativa? Lo aportado es su cuota sindical, que ya se gastó en la manutención de las sedes”.

En Guayas, la UNE tiene 20 sedes en cantones como Yaguachi, Balzar, Milagro y Naranjito. El edificio de Guayaquil ocupa casi una cuadra en el sur de la ciudad. La estructura donde funcionan oficinas, salas de reuniones, parqueaderos, y que por ahora es resguardada por la Policía, está avaluada en USD 1,2 millones.
Así lo asegura Chancay, presidente del Frente Popular del Guayas, también cercano al extinto MPD (Unidad Popular).

Pero Soriano subrayó que el edificio no podrá ser vendido ni enajenado. “La posesión no significa el dominio. El dominio lo tiene el Municipio de Guayaquil -dueño del terreno- y la posesión la tiene la UNE del Guayas”. Por esto, dijo, preparan acciones legales.

En Ambato, la Comisión de Fiscalización del Municipio espera los informes de las áreas Jurídica y Desarrollo Social sobre el edificio sede de la UNE de Tungurahua.

Así se determinará si el local de tres pisos regresa al Cabildo, indicó Eliana Rivera, edil.

En Tungurahua son ocho los edificios considerados bienes de la UNE. Tito Carrillo, presidente de la UNE provincial, indicó que los maestros no le temen al Gobierno, ya que sin sede igual pueden trabajar en la esquina de una calle o en la casa de algún maestro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)