27 de julio de 2014 00:00

Los patios de comida reflejan el trajín de los centros comerciales

ALFREDO LAGLa / EL COMERCIO


El Condado Shopping dispone de 35 locales que ofertan una variedad de comidas. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 0
Valeria Heredia y Ericka Guarachi, Redactoras
quito@elcomercio.com

Los almacenes de ropa, las salas de cine, locales de electrodomésticos, de ropa, los patios de comida son los espacios preferidos por familias y amigos para visitar, en especial en tiempo de vacaciones. Y qué mejor que estas opciones estén en un solo lugar: el centro comercial.

Son 14 establecimientos que están distribuidos en el norte, centro, sur y los dos valles del Distrito Metropolitano. Quienes acuden hasta estos lugares señalan que la limpieza, la seguridad y las opciones para comprar y distraerse son los principales atractivos.

Uno de estos lugares es el Quicentro Sur, en el sur. En el patio de comida estaba Freddy Silva, morador de Chillogallo. Él acudió con sus dos nietas de 12 y 9 años, el pasado viernes (25 de julio de 2014) al mediodía. Escogió este lugar porque hay negocios para visitar y pasillos amplios para caminar con tranquilidad.

Él cuenta que cuando sus nietas eran más pequeñas, preferían espacios abiertos como los parques. A medida que han ido creciendo, sus gustos cambiaron. “La moda, la tecnología y la comida les llaman más la atención. Lo que más les gusta es ‘vitrinear’”, dice, refiriéndose a ver las vitrinas de los almacenes y negocios de todo tipo.

Luego de pasear por los pasillos, van a uno de los lugares preferidos: el sitio de las comidas. Pollo asado y helados fue el menú. Gastaron unos USD 6 cada uno. Después de almorzar, el paseo siguió. Entrar al cine era un opción que aún nietas y abuelo ‘negociaban’.

Carmen Recalde, administradora de este centro comercial, indica que el sector de las comidas es uno de los más concurridos. Las horas pico van de 13:00 a 16:00. En este tiempo, los 2 500 espacios que tiene se llenan completamente. Terminan de comer e, inmediatamente, las mesas son ocupadas.

En el Quicentro hay un 48 negocios de comida. Están distribuidos en cinco categorías: cafeterías (6), comida rápida (4), dulcerías (7), patio de comida (23) y restaurantes (8).

La encargada señala que los días de mayor concurrencia son los fines de semana: el sábado ingresan 35 000 visitantes y el domingo 30 000. En el 2012 llegaron 1 100 000 y, en el 2013, 1 200 000. En lo que va del 2014, el número llega a 1 600 000.

Esta cotidianidad también se vive en otros establecimientos. En Centro Comercial El Recreo hay 307 negocios; de estos 49 son de comida, distribuidos en el patio de comida (14), la plaza de comidas (15) y también los restaurantes (20).

César Guanuchi, padre de familia, llevó a su hijo para que almuercen. Según él, prefiere un centro comercial por la organización y la limpieza de las instalaciones. Además, tiene un lugar seguro para dejar su vehículo. Los juegos infantiles y los cines ponen el ‘plus’ para ir en vacaciones.

Más jóvenes en el norte

En las avenidas Amazonas y Naciones Unidas se emplazan entidades financieras, instituciones públicas y establecimientos comerciales. Dentro de este último grupo, se encuentra el Centro Comercial Iñaquito (CCI). Desde las 12:00 hasta las 15:30, se puede decir que son las horas pico.

Por la época de vacaciones, el público joven es un asiduo visitante de estas instalaciones ya que lo ven como alternativa para el esparcimiento y para el encuentro. Además, muchos lo han visitado desde niños. Este espacio fue levantado en 1971, tomando el nombre del sector donde se encontraba: Iñaquito.

El acceso principal, por donde están las escaleras eléctricas que van a las plantas alta y baja, muestra esta realidad. Se trata de una sitio circular en donde los grupos de amigos o las parejas se encuentran.

Una de ellas es Marisel Freire, estudiante universitaria que está de vacaciones y se reunió con su amiga para pasear, ir al cine y conversar. Primero, fueron al patio de comida. Prefirieron un filete de pollo con menestra y jugo. Gastaron USD 7, más las bebidas.

Ella cuenta que le fue difícil conseguir una mesa incluso debió ‘competir’ por una. Sus planes del pasado viernes terminaban ya entrada la noche.

Los viernes, entre la 13:00 y las 15:00, pasar entre las mesas se vuelve dificultoso y más aún si se trata de encontrar una libre. El espacio se vuelve estrecho por la cantidad de gente que hay entre semana y, más aún, los fines de semana.

Angélica Andrade, jefa de mercadeo del CCI, cuenta que hay 18 establecimientos entre locales e islas, donde laboran cerca de 100 trabajadores. A este espacio acuden, aproximadamente, unas 2 000 personas diarias de lunes a domingo.

En temporada de vacaciones se incrementa entre el 20 y 30%. Este es un rango similar para el resto de centros.

Las opciones en este espacio son: comidas china, italiana, argentina, las especialidades en carnes y mariscos. Además hay rollos de canela, helados, golosinas, sushi y comida ‘ligth’.

En este centro, la pista de patinaje sobre hielo y los bolos marcan la diferencia. Son dos espacios que permiten la presencia de grupos de amigos más numerosos, lo que incide en la cantidad de visitantes.

Las parejas también encuentran un espacio para pasear, ‘vitrinear’ y divertirse, en especial en el cine. Hay largas filas de personas esperando tanto en la boletería como en los sitios de ‘snacks’. Los jueves y viernes concentran una mayor demanda y el público joven es el que más lo frecuenta.

Hacia el occidente, a la altura de la avenida De la República, está Plaza de las Américas. La presencia de adolescentes es visible. El patio principal que tiene desniveles y gradas es donde se concentran. La variedad de restaurantes es uno de sus principales ganchos.

En el extremo norte está Condado Shopping. Según Germaeza Montenegro, administradora, reciben de lunes a jueves, un total de 10 000 visitantes y los fines de semana de 25 000 a 30 000. Igual que en otros, el patio de comida, es el espacio de mayor presencia de personas.

Los Chillos y Tumbaco también son un destino para los jóvenes que viven en Quito. El San Luis Shoping o Scala están en los sitios casi obligados para ir en esta temporada.

En contexto

Con el paso del tiempo, los centros comerciales se han consolidado como espacios que sirven para la diversión y la distracción de la familia. Son lugares que compiten con otros sitios considerados más tradicionales como los parques u otros espacios abiertos.

NO OLVIDE

No deje a los niños solos cuando circule por los pasillos de un centro comercial. Téngalos cerca y evite que se le pierdan de vista. Ponga más cuidado cuando haya aglomeraciones. Busque sitios más despejados.

Coloque carteras y mochilas en sitios que sean visibles, en especial cuando se registre una masiva presencia de personas. No lleve joyas u otros objetos que sean de gran valor. Ponga sus pertenencias en lugares seguros.

Cuando vaya en familia o en grupo a un centro comercial no está por de más que establezcan un sitio de encuentro en caso de que el grupo se separe. De esta forma se facilita la ubicación. Elija sitios conocidos por todos.

Tome precauciones al momento de caminar en espacios como los parqueaderos. Preferentemente vaya acompañado. De esta manera evitará cualquier inconveniente. Busque espacios cercanos a puertas y accesos.

Cuando compre la comida para usted y quienes le acompañan dé tiempo para revisar la factura, para confirmar lo que pidió. Hacer esto le evitará más de una sorpresa cuando le sirvan los platos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)