21 de May de 2010 00:00

Las patideclaraciones estremecen a España

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
La Cobra

Todavía ni ponía el pie izquierdo (cómo va a poner el derecho, pues) en la pista del aeropuerto de Barajas cuando lanzó sus patideclaraciones.

Hablando con el idioma del imperio, el Paticanciller proclamó a todos los vientos:

“Venimos a que no nos tomen en cuenta para nada. No firmaremos ningún acuerdo comercial ni ningún TLC porque con nosotros no se mete nadie”.

Los aplausos no se hicieron esperar (bueno, en realidad, los aplausos nunca se hacen esperar). La nube de bestias salvajes que rodeaba al Paticanciller se dispersó porque, con semejantes declaraciones, ¿quién se va a meter con el Paticanciller?

Dicen que después de que el Paticanciller llegó al hotel El Emperador uno de sus asistentes, el Sexto Lucas, le dijo que las declaraciones aeroportuarias estremecieron a España y que mejor sería que desmintiera la mentira.

Pero el Paticanciller no dio el brazo a torcer (¿ven cómo a esta pobre cobra del desierto a veces le sale la poesía?) y se mantuvo en sus cuatro (o sea, en sus cuatro vicecancilleres).

Así que la frase más celebrada en la cumbre de la Uñón Europea fue la del Paticanciller ecuatoriano quien, al salir del Hotel El Emperador, fue mucho más claro con los bestias salvajes que lo esperaban en el vestíbulo:

“Como ven, señores, nos vamos con las manos vacías. Ningún país tan digno como el nuestro”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)