22 de diciembre de 2016 11:56

El pase del Niño del San Andres recorrió cinco calles del Centro Histórico

La estrella de la Navidad abrió el pase del Niño a las 08:45 del jueves 22 de diciembre del 2016.

La estrella de la Navidad abrió el pase del Niño a las 08:45 del jueves 22 de diciembre del 2016. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Betty Beltrán

De todo hubo en el pase del Niño de la Unidad Educativa Franciscana San Andrés, ubicada entre las calles Imbabura y Alianza (tras de la iglesia de San Francisco): personajes de la sagrada familia, ángeles, pastores, payasos, caramelos..., incluso una banda de pueblo, chagrillo (pétalos de rosas), sahumerio, y hasta vacas locas.

La estrella de la Navidad abrió el pase del Niño a las 08:45 del jueves 22 de diciembre del 2016. Inmediatamente salieron las comparsas de los 18 grados del plantel. Está tradición ya tiene más de 50 años y participó toda la comunidad educativa; actualmente el San Andres cuenta con 630 estudiantes.

Antes, el recorrido del pase del Niño "era por todas las calles del Centro Histórico, pero el tráfico obligó a reducir ese caminar de fe", comentó Wilson Rivadeneira, vicerrector del plantel. Esta mañana, la procesión se redujo a cinco calles: Alianza, Imbabura, Mideros, Cuenca y Sucre.

Tras de la estrella, sostenida por el padre Arnulfo Saca, rector del San Andres, salió el pesebre viviente (María, José, Jesús, reyes magos...) representado por el Consejo Estudiantil. Luego los angelitos de los grados de Inicial y Primeros de Básica.

Los pastores, representados por los estudiantes de segundos y terceros, bailaban la música interpretada por la banda de pueblo "Sagrados Corazones", de la Comuna Santa Clara de San Millán.

Igual hicieron los payasos, de los cuartos y quintos; incluso los disfrazados de caramelos, de los sextos y séptimos de básica.

En el último bloque de comparsas estuvieron los estudiantes de Educación Superior Básica y Bachillerato, disfrazados de otavalos, cayambis, shuaras, montubios, esmeraldeños y cañarejos.
Cada parcialidad indígena llevó su respectivo pesebre viviente.

A las 09:10, todos los participantes del pase del Niño, ya dentro de la iglesia de San Francisco, escucharon la misa presidida por el padre Jorge González, guardián del convento patrimonial. El templo resultó estrecho para acoger a toda la comunidad educativa del San Andres, e incluso para uno que otro feligrés que fue a escuchar la misa de las 09:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)