13 de junio de 2016 00:00

Los partidos prefieren las votaciones cerradas

El 2012, la Unidad de las Izquierdas eligió a sus candidatos con votación en papeletas. Foto: Archivo /EL COMERCIO

El 2012, la Unidad de las Izquierdas eligió a sus candidatos con votación en papeletas. Foto: Archivo /EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Adriana Noboa

La Ley Orgánica Electoral establece tres caminos de democracia interna para elegir candidatos en los partidos políticos: elecciones abiertas, cerradas y representativas. Todas las organizaciones políticas deben seguir uno de ellos.

La primera permite participar a todos los ecuatorianos habilitados para votar. La segunda, solamente a los afiliados o adherentes. Y la tercera, solo a las delegaciones y representantes designados.

A ocho meses de las elecciones generales, las tiendas políticas ya planifican cómo llevar adelante este proceso, que es un requisito legal para inscribir a sus candidatos.

De las nueve agrupaciones que realizaron primarias para binomio presidencial, para la elecciones del 2013, siguen existiendo siete, aunque algunas bajo otro nombre: Alianza País (AP), Creo, SUMA, PSP, Fuerza Ecuador (FE), Unidad Popular (UP) y Pachakutik.

Para el analista Simón Pachano, solo la alianza de los dos últimos se acercó al concepto de democracia interna. En noviembre del 2012 tuvieron votaciones con papeletas; participaron unos 2 000 delegados de los frentes que formaban la Unidad de las Izquierdas. El vencedor fue Alberto Acosta.

En los otros casos, Pachano señala que se trata de “un remedo de democracia interna para cumplir con la ley”.

Es un requisito legal para inscribir a sus candidatos. Y todos deben pedir el acompañamiento del Consejo Nacional Electoral (CNE), para que verifique las elecciones.

El analista afirma que no existen organizaciones políticas reales en el país, que solo se trata de “membretes muy débiles”. Un verdadero partido o movimiento es una instancia de debate, con diversas posiciones y tendencias, expresadas públicamente y
con varias listas, advierte.

Pero los dirigentes políticos difieren. Todos coinciden en ser democráticos en cuanto a la elección de sus candidatos.
En Creo, explica Patricio Donoso, integrante de la directiva nacional, hay elecciones cerradas a los adherentes. Cada provincia vota por sus candidatos y la convención nacional los ratifica. Sin embargo, ya se ha anunciado la candidatura única de Guillermo Lasso.

Algo similar ocurre con FE. Dalo Bucaram es su presidente y también ha dicho ya que será el candidato para Carondelet. Y el proceso interno de SUMA es también parecido. Según Guillermo Celi, presidente encargado, se cumple con la democracia interna para que sean los adherentes quienes tengan la palabra final.

En todas las elecciones hay listas únicas, candidatos de consenso previo, tras un proceso de análisis de los mejores perfiles en cada localidad, según los dirigentes.

Patricio Zuquilanda, vicepresidente de Sociedad Patriótica (PSP), dice solo ellos tienen en la mayoría de provincias casos de dos listas internas, con “confrontaciones democráticas”.

Pachakutik y UP intentarán otra vez unirse en la propuesta del Acuerdo Nacional por el Cambio, frente que conformaron con otras organizaciones sociales de centro-izquierda. Buscarán llevar unas primarias con varios candidatos, como en el 2013, cuando los delegados de todo el país se reunieron para elegir al binomio presidencial, cuenta Geovanny Atarihuana, presidente de UP. Pero se requiere primero concretar la alianza.

Celi cuenta que ellos esperan definir qué ruta tomará la Unidad que conformaron con el PSC, Avanza y Podemos. Zuquilanda también dice que el PSP esperará hasta el último momento, en busca de una alianza única de la oposición.

Javier Serrano, presidente de la Comisión Electoral de AP, recordó que en el 2009 sus primarias fueron abiertas. Pero el 2013 y el 2014 fueron cerradas y con representantes. Y para el 2017 aún no lo saben, ya que “la política es un espacio dinámico”. Definirán el mecanismo en la convención que el presidente Rafael Correa anunció para el 10 de agosto próximo.

Fidel Icaza, director nacional de Organizaciones Políticas del CNE, explica que las agrupaciones pueden pedir acompañamiento solo el día de las votaciones o apoyo durante todo el proceso. En este último caso, deben solicitarlo con 30 días de antelación. Para los comicios internos, la autoridad electoral envía dos técnicos para que lo certifiquen. Dependiendo del territorio, colaboran también las Delegaciones Provinciales Electorales. Estos procesos deben ser financiados por las agrupaciones. Lo único que otorga el CNE es el padrón, si son elecciones abiertas.

Icaza explica que el financiamiento puede salir del fondo partidario permanente, si está justificado, ya que el uso de los fondos públicos está limitado a actividades concretas y es fiscalizado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)