12 de abril de 2016 21:41

Partido aliado de Rousseff votará mayoritariamente por su enjuiciamiento

Diputados y activistas protestan hoy, martes 12 de abril de 2016, contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff con carteles en los que se lee "Chao querida" frente el Palacio del Planalto en Brasilia (Brasil). La Cámara de Diputados de Brasil confirmó ho

Diputados y activistas protestaron el martes 12 de abril de 2016 en contra de la presidenta brasileña Dilma Rousseff con carteles en los que se lee "Chao querida" frente el Palacio del Planalto en Brasilia (Brasil). Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Agencia AFP

El Partido Progresista (PP) decidió este martes 12 de abril de 2016 salir de la coalición de gobierno y anunció que la mayoría de sus 47 diputados votará a favor de la destitución de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que recibe un nuevo golpe de otro importante aliado.

El presidente de la organización, Ciro Nogueira, dijo a medios de prensa que el PP (centro) “solicitó a sus afiliados que pertenecen hoy al gobierno de la presidenta Dilma Rousseff su carta de renuncia” .

“Es una decisión que no defendía, defendía hasta ahora la permanencia del partido en la base de la presidenta, pero no tengo otra alternativa, como su presidente, que acatar ” la decisión tomada por sus miembros en una reunión en Brasilia, añadió.

El PP gestionaba un ministerio, el de Interacción Nacional, ocupado por Gilberto Occhi, con quien Nogueira ya se comunicó para que dejara el gobierno como un “gesto de grandeza y lealtad” .

De los 44 diputados que acudieron a la reunión, sólo nueve votaron por mantener el apoyo a Rousseff. Una vocera del partido explicó a la AFP que “los que voten en favor de Dilma no van a ser castigados y que pueden hacerlo en libertad

El PP tiene 47 diputados activos, tres están de licencia. La salida de la formación es también un golpe para el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, convertido en el principal articulador de la nueva coalición que el gobierno busca formar para frenar el impeachment, tras la ruptura con su principal aliado, el centrista PMDB del vicepresidente Michel Temer.

Si Rousseff fuera finalmente destituida, Temer asumiría el poder hasta 2018. Otro partido, el PRB, que tiene el ministerio de Deportes, votará también, según la prensa, a favor de la destitución de la mandataria de izquierda, acusada de maquillar las cuentas públicas en 2014 -año de su reelección- y principios de 2015.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)