18 de julio de 2017 00:00

10 parroquias se capacitan en recolección de la basura

En la parroquia rural El Quinche ya se descentralizó el servicio de recolección de basura y se gestionan los desechos. Foto: Paúl Rivas/EL COMERCIO

En la parroquia rural El Quinche ya se descentralizó el servicio de recolección de basura y se gestionan los desechos. Foto: Paúl Rivas/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
María Belén Merizalde
Redactora (I)
[email protected]

Hasta dos horas y media les toma a los camiones recolectores de basura llegar a las parroquias rurales más alejadas de Quito como Perucho, Puéllaro, Chavezpamba, Atahualpa, San José de Minas, Pacto, Gualea, Nanegalito, Calacalí y Nono. Por esta razón, entran a un nuevo proceso para tomar a cargo la competencia de recolección .

En 2008 ya existió un primer proceso de desconcentración de la competencia en Pifo, Yaruquí, Nanegal, Gualea, Tababela y El Quinche, que a criterio de Antonio Sáenz, subdirector de Diseño y Planificación de Emaseo, ha dejado una muy buena experiencia, por lo que a inicios de este mes se iniciaron las capacitaciones a las parroquias, para que conozcan los protocolos. El objetivo es que en enero del 2018 tomen a cargo esta responsabilidad.

La distancia que deben recorrer los vehículos recolectores resta el tiempo operativo en territorio y hace que la calidad del servicio sea ineficiente. La Empresa Pública Metropolitana de Aseo de Quito (Emaseo) ha identificado esta problemática y por ello analiza la descentralización de la competencia de recolección de residuos en esas parroquias.

“Por tiempos de traslado, Emaseo no es eficiente, pero una vez que los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) parroquiales puedan tener la competencia, el servicio puede mejorar”, explicó.

Según Humberto Baquero, presidente del gobierno parroquial de Tababela, manejar la competencia de la recolección de basura desde el GAD permite atender con oportunidad las necesidades de la población. “Actualmente, tenemos recolección en el 96% de la parroquia. Cuando era Emaseo la encargada solo se realizaba la recolección por las calles principales y habían zonas que quedaban desatendidas”.

Sáenz explica que para firmar los convenios de descentralización se debe analizar un presupuesto que permitirá asignar los valores que le corresponden a cada parroquia. “Aquí tenemos que trabajar con base en un subsidio cruzado, puesto que hay parroquias en donde el valor que se recauda por la tarifa de recolección de residuos no es suficiente para realizar la operación”. Añade que por ejemplo, en Nono se recaudan alrededor de USD 600 al mes y a Emaseo le cuesta cerca de 2 000 prestar el servicio. “Para ello, entonces, subsidiamos con los valores que se obtienen en parroquias con mayor densidad poblacional”.

Juan Carlos Zapata, presidente del gobierno parroquial de Calacalí, afirma que el proceso de descentralización ha caminado demasiado lento y anhela que muy pronto se puedan firmar los convenios para asumir la competencia. “Si el GAD asume la competencia el servicio va a mejorar indudablemente. Ahora tenemos problemas, porque Emaseo no cumple con los horarios establecidos de recolección y eso genera un problema de insalubridad”.

Zapata asegura que Calacalí es una de las parroquias rurales que más cantidad de basura produce, debido a que tiene varias industrias asentadas en su territorio.

“Nosotros producimos la cantidad de basura que producen Gualea, Nanegal, Nanegalito y Pacto juntas, y por ello necesitamos solucionar los inconvenientes que tenemos hoy por hoy en la recolección”.

Una vez que las parroquias posean la competencia de recolección de residuos sólidos Emaseo se encargará de hacer constantes controles para verificar la calidad del servicio que se está brindando.

Representantes de otros gobiernos parroquiales, como el de San Antonio de Pichincha esperan que la posibilidad de descentralización de la competencia se abra para otras localidades y no solo para aquellas que están más alejadas.

“Emaseo no es eficiente en la recolección. Aquí tenemos gente que sale a las 06:00 a sus trabajos y obviamente saca la basura a esa hora y el carro recolector viene después del mediodía generando un terrible problema, pues por el clima cálido que tiene la parroquia existe la aparición de gran cantidad de moscas”, expresó Álex Troya, presidente del GAD San Antonio de Pichincha.

Sáenz sostiene que no es necesario realizar la desconcentración de la recolección en parroquias que no se encuentran tan distantes de la ciudad. “San Antonio está a media hora de los patios de Emaseo, ubicados en la avenida Mariscal Sucre. Para estos casos más bien analizamos iniciar la recolección mecanizada, es decir colocar contenedores de basura”.

Para finales de 2017 Emaseo tiene previsto implementar
5 000 nuevos contenedores que se colocarán en 50 rutas de la ciudad.

Según Emaseo, en Quito se producen alrededor de 1 900 toneladas de basura diarias. La Ordenanza Municipal. 332 establece que sacar la basura fuera de los horarios es considerado una contravención de primera clase y se sanciona con el 20% de una remuneración básica unificada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)