14 de October de 2014 21:30

Ocho áreas del parque Cumandá tienen daños por las filtraciones

El techo del Parque Cumandá sufrió daños por las intensas lluvias. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

El techo del Parque Cumandá sufrió daños por las intensas lluvias. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 117
Triste 9
Indiferente 4
Sorprendido 4
Contento 0
Redacción Quito 
quito@elcomercio.com (I)

Desde afuera parecía que todo transcurría normal en el parque Cumandá. Ayer, unos niños chapoteaban en el agua de la pileta que se ubica en el centro del ingreso al edificio y otro grupo de jóvenes se alistaba para jugar un partido de fútbol en la cancha sintética, que se encuentra en la parte exterior de esta área recreativa.

Pero en la entrada de esta infraestructura había un letrero que anunciaba que el acceso era restringido. En el rótulo se leía esta frase: “Por daños materiales en el edificio, para velar por su seguridad, nos vemos en la lamentable obligación de cerrar el parque por un tiempo indefinido”. Había una cinta de seguridad amarilla que advertía peligro.

Esta noticia tomó por sorpresa a algunos usuarios del parque que llegaron a las 10:00; un grupo de guardias que custodiaba el ingreso principal no les permitió entrar.

Para Juanita Pérez, usuaria que practica bailoterapia cuatro días a la semana en este espacio, esta medida llamó su atención. “Es una pena que cierren el parque. Me gusta venir acá, porque es barato y hay buenos instructores”.

El Parque Urbano y Recreacional Cumandá fue inaugurado el 25 de enero último, durante la administración municipal anterior. Son 10 meses que está al servicio de la comunidad, pero la obra aún no ha sido entregada formalmente.

Las lluvias registradas han causado deterioro en las estructuras. Ayer, personal del Municipio realizó un recorrido por esta área recreativa y detectó varios inconvenientes. Se evidenció la presencia de una serie de fisuras, desprendimientos del cielo raso, humedad y filtraciones que afectan las instalaciones del parque.

Por esta razón, la Fundación Museos de la Ciudad, entidad a cargo de la administración de este espacio, dispuso el cierre temporal de las instalaciones del Parque Urbano y Recreacional Cumandá, ubicado en la antiguo terminal terrestre.

Según el coordinador de obras del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), Franklin Cárdenas, quien realizó un recorrido por las instalaciones del parque, las filtraciones han causado el desprendimiento del cielo raso.

Las áreas afectadas son las salas de fisioterapia, de pimpón, gimnasio, ingreso a la administración, bailoterapia, baños, vestidores y duchas.

Por ejemplo, en el gimnasio hay una parte donde están expuestas las bases donde se colocan las planchas del cielo raso. También se pueden ver los cables y lámparas de las instalaciones eléctricas.

Cárdenas explicó que luego de constatar esta situación se realizará una evaluación de los daños y después se procederá a reparar la estructura. No se especificó el tiempo que estará cerrado el parque ni cuándo iniciarán los trabajos para su reparación.

En un comunicado emitido, ayer en la tarde, por el Municipio de Quito se explicó que tras esta inspección el IMP realizará la evaluación respectiva con el fin de proceder con los arreglos correspondientes. Una vez que se cuente con un informe pormenorizado de los daños, se establecerá un plazo para la remediación de estos problemas.

Sin embargo, durante el recorrido el funcionario agregó que estas filtraciones no comprometen al edificio que recibe mantenimiento. Tampoco hay afectaciones en la parte exterior y la cancha sintética de fútbol. Estas seguirán funcionando con normalidad.

El parque Cumandá está en proceso de entrega–recepción definitiva. Por lo tanto, la empresa contratista será notificada de las observaciones que tenga que ver con su competencia durante el proceso de ejecución de las obras.

“Algunas de ellas tienen que ver con el tema de impermeabilización de la cubierta y siguiendo el proceso que establece la ley serán notificados para que realicen lo que les corresponde”, dijo Cárdenas.

Para transformar la exterminal terrestre Cumandá, que dejó de funcionar en el 2009, en una área recreativa, se tenía previsto invertir USD  7 998 429. Esta obra fue adjudicada en febrero del 2013 a la empresa Padko S.A. El tiempo previsto para la ejecución de los trabajos era ocho meses.

El parque fue construido en un espacio de 35 hectáreas. Tiene tres pisos, canchas...

Finalmente, la obra fue inaugurada en enero del 2014, un mes antes de los comicios para elegir a las nuevas autoridades seccionales. En ese entonces, el alcalde Augusto Barrera mencionó que toda la intervención terminó costando USD 11 millones. Está previsto cobrar ciertos servicios como: piscina, baños de cajón, fisioterapia, gimnasio, bailoterapia, las canchas de fútbol y ecuavóley. Pero al inicio todo fue gratuito.

En contexto

El parque Cumandá fue construido en el sitio donde funcionaba la exterminal terrestre. Este espacio fue inaugurado, un mes antes de las elecciones seccionales del 2014, por la administración municipal anterior. No se cumplió con la entrega formal de la obra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)