13 de marzo de 2018 00:00

Paras programadas de la Refinería Esmeraldas se extenderán 3 años

La Unidad FCC de la Refinería Esmeraldas opera con medidas preventivas. Foto: Archivo /  EL COMERCIO

La Unidad FCC de la Refinería Esmeraldas opera con medidas preventivas. Foto: Juan Carlos Pérez Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 20
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Mayra Pacheco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Refinería Esmeraldas, que fue repotenciada durante el gobierno anterior, será intervenida nuevamente. Petroecuador hará un mantenimiento integral en esta planta industrial que tomará alrededor de tres años.

En este período se realizarán paros programados para intervenir diferentes partes de la planta refinadora. El propósito es mejorar las condiciones operativas de este complejo industrial que cuenta con 14 unidades de procesamiento.

La decisión de ejecutar este plan se tomó, luego de la “fallida” repotenciación que tardó nueve años desde que fue planificada, informó Petroecuador, vía correo.

Ejecutar un mantenimiento integral, a dos años de una repotenciación, evidencia que los USD 2 200 millones invertidos por el Régimen anterior fueron “mal” empleados, mencionó Edmundo Brown, exvicepresidente de Petroindustrial. “Un paro no es una actividad de mantenimiento normal, es algo trascendente, se cubren todos los frentes”, expresó.

Los nuevos mantenimientos se ejecutarán de manera escalonada, según la disponibilidad de los repuestos, los servicios requeridos y costos de los derivados, indicó el gerente de la estatal, Carlos Tejada.

La primera unidad en la que se trabajará será la Hidrodesulfuradora de Diésel (HDS), que se encarga de remover el azufre del diésel. Esta intervención está planificada para este 25 de marzo y durará unos 15 días.

Durante esta paralización, en la Unidad HDS se realizará el mantenimiento del compresor de hidrógeno, se reparará el horno de calentamiento de nafta pesada y se arreglarán los intercambiadores de calor, dijo la firma.

Para estos trabajos -que estarán a cargo del personal de la misma Refinería- se destinarán unos USD 400 000, entre repuestos y mano de obra interna. El costo total de este plan de mantenimiento se determinará cuando terminen los arreglos.

Una vez que concluya este mantenimiento, la unidad HDS operará a su máxima capacidad de diseño, es decir, entregará 24 500 barriles de diésel premium por día.

Las autoridades esperan que, tras la intervención, el combustible tenga una mejor calidad. La meta es llegar a comercializar diésel con 80 partículas por millón de azufre (ppm). La Refinería entrega actualmente un diésel con 100 ppm, aunque los valores están por debajo del rango máximo (500 ppm) de la norma INEN.

Un diésel de mejor calidad reducirá las emisiones de gases contaminantes al ambiente y hará que los motores de los autos que emplean este derivado funcionen de manera más eficiente.

En mayo del 2018, está previsto que las intervenciones se concentren en la Unidad de Fraccionamiento de Craqueo Catalítico (FCC), considerada el corazón de la Refinería. Esta unidad convierte el crudo en derivados como gas de uso doméstico, gasolina de alto octanaje (súper) y diluyente de fuel oil 6 (cutter stock).

Por las características de esta infraestructura, el mantenimiento programado será más largo y tomará 54 días, informó Carlos Pérez, ministro de Hidrocarburos, a finales de febrero del 2018.

Actualmente, la FCC opera con medidas preventivas. Hasta que se concrete su mantenimiento, los operarios enfrían con vapor los puntos calientes de este regenerador para disminuir las altas temperaturas.

Para solventar estos problemas, la estatal tiene previsto intervenir en el tren número uno que incluye la Unidad FCC, hornos, la instalación de un nuevo generador eléctrico y otros.

El resto de intervenciones que requiere la Refinería se hará más adelante. Petroecuador no precisó detalles al respecto, pero señaló que estos mantenimientos planificados no significan paros totales del complejo ni tampoco desabastecimiento de gasolinas o de gas.

Durante estos paros planificados se refinará derivados, según el caso, en otras unidades que no serán intervenidas. También se tiene previsto importar estos productos para suplir la demanda interna, aunque no se han precisado los datos exactos.

Esto implicará inversiones adicionales de parte del Estado para comprar derivados y reparar, otra vez, la Refinería, advirtió René Ortiz, exsecretario general de la OPEP.

Solo para abastecer la demanda interna del sector automotor, en este 2018 se requerirán 2 000 millones de galones de combustibles.

El presupuesto estatal para este año destinado a la compra de combustibles (gasolina, diésel y gas) es de USD 3 107 millones.

En contexto

Tras la repotenciación de la Refinería Esmeraldas, que concluyó a fines del 2015, en agosto del año pasado se identificaron al menos seis problemas. Entre ellos, el sobrecalentamiento de la Unidad FCC, considerada el corazón de este complejo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)