14 de diciembre de 2017 10:12

Instan en Paraguay a donar sangre para identificar a víctimas de dictadura

Imagen referencial. La  campaña que busca que los parientes más cercanos de los desaparecidos durante ese régimen donen una gota de sus sangre al Bando de Datos Genéticos de Familiares. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Imagen referencial. La campaña busca que los parientes más cercanos de los desaparecidos durante ese régimen donen una gota de sus sangre al Bando de Datos Genéticos de Familiares para lograr identificar a los esqueletos exhumados. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

Grupos de derechos paraguayos instaron hoy 14 de diciembre del 2017 a los familiares de los detenidos desaparecidos durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989) a implicarse en la búsqueda e identificación de esas víctimas aportando sus datos genéticos.

Algunos de esos familiares se unieron esta mañana a la presentación de una nueva campaña que busca que los parientes más cercanos de los desaparecidos durante ese régimen donen una gota de sus sangre al Bando de Datos Genéticos de Familiares.

El objetivo es que se logre identificar a los esqueletos exhumados por la Dirección de Memoria Histórica y Reparación del ministerio de Justicia, bajo la dirección de Rogelio Goiburú, ahora apoyada por el Equipo Argentino de Antropología Forense.

Goiburú, cuyo padre, el médico Agustín Goiburú, es uno de los desaparecidos de la dictadura, recordó en el evento que de los 36 esqueletos exhumados hasta la fecha, solo cuatro han sido identificados.

En ese sentido, los promotores de la campaña, denominada "Jaoheka Jajotopa" (Nos buscamos, nos encontramos, en idioma guaraní), destacaron que se hace necesaria una rápida identificación debido a la degradación que van sufriendo esos cuerpos que se van exhumando.

Uno de los asistentes al evento fue Jorge Miguel Soler, hijo de Miguel Ángel Soler, que era secretario del Partido Comunista de Paraguay cuando en 1975 fue detenido, torturado y asesinado, y cuyos restos fueron identificados el pasado año.

Miguel Ángel Soler recordó a Efe que su padre fue identificado a través de su donación sanguínea, algo que consideró vital para que los familiares de los desaparecidos "cierren su duelo".

"Para mi significó una tranquilidad, un empezar de nuevo en la vida. Después de 41 años cerré un capítulo. Es importante que los familiares pierdan el miedo y recuperen a los suyos para cerrar el duelo", dijo Soler.

La Comisión de Verdad y Justicia (CVJ) de Paraguay registró 425 ejecutados o desaparecidos, y casi 20 000 detenidos, durante el régimen de Stroessner, la gran mayoría de los cuales fueron víctimas de palizas, picana eléctrica, quemaduras y otras formas de tortura física

Hasta ahora se han hallado 36 esqueletos de esas víctimas.
Las primeras cuatro identificaciones son las de Soler, José Agustín Potenza, Cástulo Vera y la italiana Raffaella Filipazzi.

Desde 2016 el Equipo Argentino de Antropología Forense es el encargado de cotejar el perfil genético de los huesos hallados con el de las muestras de sangre donadas por familiares de desaparecidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)