2 de febrero de 2016 13:35

Tres paradas de la av. Simón Bolívar tienen más movimiento en la mañana

Las paradas de la Simón Bolívar, con más afluencia, son cercanas a la autopista General Rumiñahui, Loma de Puengasí y La Forestal. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Las paradas de la Simón Bolívar, con más afluencia, son cercanas a la autopista General Rumiñahui, Loma de Puengasí y La Forestal. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Valeria Heredia
Redactora (I)

La carrera de las personas es constante. Mientras que los buses y las busetas hacen una detención momentánea y se van, muy cerca están los vendedores que ofrecen distintos platos que se consumen a manera de desayuno, por las personas que madrugan para trasladarse hasta sus diferentes sitios de trabajo.

Así son la madrugada y las primeras dos horas de la mañana en tres paradas de la avenida Simón Bolívar que conecta el norte con el sur de Quito. Estas son: el conocido desvío a la altura del cruce con la autopista General Rumiñahui, la Loma de Puengasí y la del sector de La Forestal. Estas tres tienen algo en común: la masiva afluencia de personas.

Hasta estos sitios llegan personas de diferentes puntos de la urbe y de otros cantones. Por ejemplo, a las paradas de la Loma y del desvío llegan quienes viven en Sangolquí, capital del cantón Rumiñahui. Lo hacen para no cruzar por Quito en su traslado a los extremos norte y sur de la ciudad.

Félix Maldonado, quien acostumbra a tomar un bus en la Loma, contó que la afluencia en esta parada es masiva desde las 06:00. Por eso debe ir con mayor seguridad para evitar inconvenientes con los madrugadores. "Necesitamos efectivos que resguarden la zona porque hay casos de robos".

Lo mismo dijo Karina Acosta, otra usuaria. Según ella, es necesaria la presencia de los policías para mejorar las condiciones en estos sectores.

Las paradas de la Simón Bolívar, con más afluencia, son cercanas a la autopista General Rumiñahui, Loma de Puengasí y La Forestal. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

En otra parada, en el llamado ‘desvío’, Carlos Loja comentó que el movimiento en este sitio es intenso ya que las personas llegan desde Monjas, Sangolquí o Carapungo. Cuenta, también, que es necesario el apoyo policial, en especial, en las noches. “Es necesario precautelar la seguridad de las personas”.

En paradas como la de La Forestal hay menor cantidad de personas, con relación a las otras dos. Hasta este punto llegan habitantes que viven, principalmente, en el suroriente de la urbe como Chaguarquingo y el sector de la av. Napo, La Ferroviaria.

Sara Beltrán se cambió de trabajo y usa un bus en la avenida Simón Bolívar. En su caso afirmó que usa esta arteria vial por la rapidez que representa el desplazamiento, especialmente en la hora pico de la mañana, cuando ella sale. No deja de mencionar que “sería importante que los policías estén desde horas de la mañana para esperar a los buses y busetas con tranquilidad y seguridad”.

El movimiento en estas paradas baja cerca de las 08:30. A esas horas se ve más afluencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)