29 de junio de 2014 10:42

Papa Francisco: 'El problema de la política es que está devastada por la corrupción'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
EFE y AFP
Roma

El papa Francisco volvió a condenar la corrupción y alertó que la política está "desacreditada" por el fenómeno de los sobornos. El Sumo Pontífice, además, se refirió a la caída de la natalidad en Europa, la prostitución infantil y el rol de la mujer en la Iglesia.

"El problema de hoy es que la política está desacreditada, devastada por la corrupción, el fenómeno de los sobornos. La corrupción es por desgracia un fenómeno mundial. Hay incluso jefes de Estado que se encuentran en presos por eso", apuntó Francisco, durante una extensa entrevista con el diario italiano Il Messaggero.

El Papa advirtió que "el corrupto no tiene amigos, sólo cómplices" y, pese a reivindicar la función política, sostuvo que "si no hay servicio en la base, no se puede entender la identidad de la política". "No digo que sean todos corruptos, pero creo que sea difícil permanecer honestos en política. A veces es como si algunas personas estuvieran fagocitadas por un
endémico, a diferentes niveles, transversal", subrayó.

Francisco, además, señaló que "tantos males crecen" en momentos de "cambios de época" como el que vive hoy el mundo, porque son momentos en los que se "alimenta la decadencia moral, no solo en política sino también en la esfera financiera o social".

"Los comunistas nos robaron la bandera"

Al ser consultado sobre una publicación en la revista británica The Economist en la que se lo calificaba como "un leninista" por cuestionar el capitalismo, Jorge Bergoglio afirmó que los comunistas "le robaron la bandera de los pobres a los cristianos", porque la pobreza está "en el centro del Evangelio". "Los comunistas dicen que todo esto es comunista, sí como no, 20 siglos después. Entones cuando hablan, se podría decir: «¡ustedes son cristianos!»", explicó.

Por otra parte, el Papa condenó la prostitución infantil y recordó que cuando vivía en Buenos Aires sintió "dolor" al enterarse de que había chicas de 12 años que se prostituían en las calles de la ciudad.

"Me informé y efectivamente era así. Me provocó dolor. Pero más me dolió ver cómo autos conducidos por ancianos se detenían ante las niñas para pagarlas 15 pesos, que después usaban para comprar droga (...). Para mí, esos ancianos también son pederastas", afirmó.

Bergoglio mostró su preocupación por la caída de la natalidad en Europa, un continente que, a su juicio, parece haberse "cansado de ejercer de madre y prefiere hacer de abuela". "El otro día leía una estadística sobre los criterios de compra de la población a nivel mundial. A la alimentación, la vestimenta y la medicina le seguían la cosmética y los gastos para los animales", señaló.

Francisco reconoció que el papel de la mujer -"la cosa más bella que Dios ha hecho"- en el seno de la Iglesia no ocupa el lugar que le corresponde aunque aseguró que actualmente la Iglesia trabaja sobre la teología de la mujer.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)