14 de junio de 2017 06:42

El Papa: De un adolescente que no se siente querido puede nacer violencia

El papa Francisco saluda a los fieles a su llegada a la audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro del Vaticano, hoy, 14 de junio de 2017. Foto: EFE

El papa Francisco saluda a los fieles a su llegada a la audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro del Vaticano, hoy, 14 de junio de 2017. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE
Ciudad del Vaticano

De un adolescente que no se siente querido puede nacer la violencia, el odio social y el vandalismo, afirmó el papa Francisco durante su catequesis en ocasión de la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro.

"Cuando el que no se siente querido es un adolescente entonces es cuando puede nacer la violencia. Detrás de tantas formas de odio social y de vandalismo, se esconde con frecuencia un corazón que no ha sido reconocido", explicó.

Para el Pontífice, "no existen los niños malos, como tampoco existen los adolescentes del todo malvados, existen personas infelices".

"Ninguno de nosotros puede vivir sin amor. Y una de las más feas esclavitudes en la que podemos caer es la de creer que el amor se merece. Seguramente gran parte de la angustia del hombre contemporáneo deriva de esto: creer que si no somos fuertes, atrayentes y bellos, nadie se ocupará de nosotros", agregó Jorge Bergoglio.

Criticó un mundo, "que parece humano", pero que en realidad "está enfermo" y afirmó que "los narcisismos del ser humano, nacen de un sentimiento de soledad".

Describió el amor del padre y de la madre y puso el ejemplo del recuerdo de ver "tantas madres haciendo la fila para entrar en la cárcel".

"En la primera diócesis dónde estuve: tantas madres. Y no se avergonzaban. El hijo estaba en la cárcel, pero era su hijo. Y sufrían tantas humillaciones en la antesala, antes de entrar, pero es hijo mío. ¡Pero señora, su hijo es un delincuente! - Es hijo mío- Solo este amor de madre y de padre, nos hace comprender cómo es el amor de Dios", agrego.

Bergoglio aseguró que "la medicina" para cambiar el corazón de una persona infeliz es el amor.

"El amor llama al amor, de un modo mucho más fuerte de cuanto el odio llama a la muerte", señaló.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)