18 de septiembre de 2015 10:33

Hasta 40 km de la Panamericana Sur pueden ser afectados por el volcán

Las zonas de riesgo en el trayecto de la Panamericana Sur, desde el sector de El Chasqui hacia el sur, están determinadas con varias señales de tránsito. Foto: ´Patricio Terán/ EL COMERCIO.

Las zonas de riesgo en el trayecto de la Panamericana Sur, desde el sector de El Chasqui hacia el sur, están determinadas con varias señales de tránsito. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 9
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 20
Andrea Medina

El cierre temporal de la Panamericana Sur (E35), la vía principal que conecta la Sierra norte con el centro, es una de las medidas que se tomarían si se produce una erupción del volcán Cotopaxi.

Ante ese escenario, las autoridades definieron tres vías de escape para completar la evacuación de los pobladores que todavía permanezcan en las zonas de riesgo, antes de que se presente una erupción.

La primera opción es la vía Latacunga–La Maná (E30). Aunque en el escenario de una erupción que produzca lahares, esa ruta no serviría de comunicación, porque su acceso se cerraría en Latacunga.

La otra es un camino de segundo y tercer orden de cerca de 90 kilómetros, que bordea la cordillera del lado occidental. Esta vía va desde El Chaupi, pasa por el sector de La Libertad, Pastocalle, Poaló, Cuzubamba, Saquisilí, Panzaleo hasta la laguna de Yambo. Así se conectarían las provincias de Pichincha, Tungurahua y Cotopaxi. Finalmente está la ruta de escape por la Alóag-Santo Domingo.

Las primeras dos probabilidades se estudiaron en las reuniones del Comité de Operaciones de Emergencia de Cotopaxi (COE). Según su presidente, el gobernador Fernando Suárez, entre 35 y 40 kilómetros de la E35 podrían resultar afectados por los lahares. Por eso, si se cierra la vía, la medida se aplicará desde la curva de Alóag (en el norte) hasta el desvío a Ambato (por el sur).

“Si se dicta la alerta naranja, esperaremos el informe del Geofísico para tomar las acciones planificadas. Si el reporte es adverso y el volcán está mucho más activo, se cerrará de la vía”, dice el Gobernador.

La zona de riesgo en la E35 está señalizada. Desde el inicio del Parque Nacional Cotopaxi hasta el desvío a Latacunga se ven letreros que indican los sitios propensos a lahares y otras amenazas.

No solo el lodo afectaría a las carreteras. Según Sandra Peralta, de la Dirección Provincial de Pichincha del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), la caída de ceniza muy caliente podría ocasionar fisuras en la carpeta asfáltica. A esto se sumaría el taponamiento de cunetas y alcantarillas. Se prevé la instalación de campamentos provisionales.

Los riesgos no solo son para los usuarios frecuentes de la Panamericana, sino para quienes viven o tienen sus negocios a sus costados. Desde el sector de El Boliche hay casas, cultivos y pequeños y grandes negocios. En la zona de riesgo de la E35 hay seis gasolineras.

Infografía riesgos en la avenida Panamericana Sur

Según Suárez, en estos sectores ya se han realizado las capacitaciones. Además, esta zona -todavía poblada- sería informada a tiempo en un cambio de alerta. “Hemos capacitado a casi toda la población. Pero cada quien tiene su plan de contingencia, como por ejemplo los negocios particulares, de los cuales algunos han cerrado y otros esperan que no se produzca la erupción”.

Gerardo Soria, propietario de un restaurante ubicado en el barrio La Dolorosa de la parroquia Pastocalle, en El Chasqui, dice que si hay una erupción, se quedará junto a su familia en su casa –que está en el mismo sitio de su local- . “He escuchado que este es un sector seguro, la ceniza ha caído pero nos hemos mantenido aquí”.

Para el caso de las gasolineras, agrega el Gobernador, se deberán cerrar los poliductos internos por donde pasa el combustible si hay un cambio de alerta. La contingencia también será una decisión de cada estación, agregó Suárez.

Esto ya ocurrió en una de las gasolineras ubicadas después del ingreso a El Chaupi, afirmó Nely Linares, quien trabaja en un minimarket. “Aquí estamos en una zona segura. Si llegara a erupcionar nos dijeron que debemos ir a la parte más alta porque aquí hay combustible y puede pasar algo”.

La segunda alternativa vial ante el cierre de la Panamericana pasa por poblados pequeños, bosques, cultivos y páramos. En los últimos días se observa maquinaria que trabaja en algunos tramos para ampliarla a dos carriles. Así lo corroboró Javier Castellanos, del MTOP de Cotopaxi. “La vía está habilitada, lo que estamos haciendo es la ampliación y el mejoramiento que lo vamos a hacer mediante el lastrado”.

Ante el cierre de la E35, se activaría la Alóag -Santo Domingo (E20) como una vía de evacuación. El plan es convertirla en unidireccional.

Según Alfonso Basantes, director de Gestión en Vialidad de la Prefectura, las afectaciones serían por la caída de ceniza. “La Alóag - Santo Domingo no está dentro de la influencia de la zona norte de lahares que es lo más crítico del volcán”.

Por ello, agrega Basantes, las labores que se realizan para estabilizar los taludes en esta carretera no serán interrumpidas. Para estos trabajos, la Prefectura firmó un contrato con Hidalgo&Hidalgo de USD 250 millones. “Sería una vía de evacuación para Cotopaxi y Pichincha”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (16)