16 de mayo del 2015 00:00

Los palestinos conmemoran el aniversario de la Nakba decididos a no olvidar

Palestinos

Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia EFE

Cientos de palestinos conmemoran, con la promesa de no olvidar, el 67 aniversario de la Nakba (catástrofe en árabe), la desposesión y el exilio que sufrieron con el establecimiento del Estado de Israel en 1948.

"Al derecho al retorno no se renunciará por prescripción", rezaba una pancarta próxima al lugar donde cerca de dos centenares de palestinos, acompañados por activistas internacionales, se congregarán hoy para rememorar la Nakba y continuar con la demanda que arrastran desde hace ya varias generaciones: volver.

"Hoy, la gente de Nilaín conmemoramos el 67 aniversario de la Nakba, la fuente de nuestro dolor", declara a Efe Husan Musa, miembro de los Comités de Resistencia Popular que tratan de mantener viva la lucha por los recursos y los derechos de los palestinos frente a la ocupación israelí a través de la resistencia no violenta.

"Los palestinos hemos sufrido por este episodio, cuando nuestras tierras fueron tomadas, gran parte de nosotros somos refugiados (...) Nuestro mensaje hoy es que permaneceremos sin cambios respecto a nuestra tierra", anuncia con firmeza.

Asegura que, pese a 67 años de desplazamiento, los palestinos "no están cansados".

"Estamos decididos a librarnos de la ocupación" dice y explica que el pueblo "ha sacrificado a cinco jóvenes" en su lucha durante los últimos siete años contra el levantamiento del muro israelí que recorre las tierras de la localidad y les prohíbe el paso.

"Y (el pueblo) continuará luchando", subraya, antes de partir en columna, junto al resto de los asistentes, hacia la barrera que atraviesa un verde terreno salpicado de olivos.

Pero soldados israelíes detuvieron la marcha y lanzaron gases lacrimógenos contra los asistentes que se acercaban a la barrera.

"Hay varias cosas que recordamos hoy. Lo mismo que Israel hizo en 1948 lo sigue haciendo hoy en día en Cisjordania, en Jerusalén: la construcción de asentamientos y la judaización. Ahora el país tiene el Gobierno más extremo, violento y opresor de su historia", señala a Efe entre nubes de gases Mustafá Barguti, líder del partido conocido como Al Mubadara (La Iniciativa).

Y recuerda las palabras de Golda Meir, primera ministra de Israel entre 1969 y 1974: "Los viejos morirán y los jóvenes no recordarán".

"Pues nosotros -agrega- les decimos que los jóvenes nunca olvidarán. Aguantaremos para recuperar las casas que nos fueron arrebatadas, nuestra justicia y nuestro futuro, y ninguna opresión lo evitará".

Naciones Unidas cifra en más de 700 000 los palestinos que se vieron desposeídos de sus hogares y de sus raíces con la creación de Israel y cuyos descendientes (hoy más de cinco millones repartidos en su mayoría entre Gaza, Cisjordania, Jordania, Siria y Líbano) han heredado una historia de exilio y desplazamiento.

La ONU, especialmente en su resolución 194, reconoce su derecho al retorno, lo que sigue siendo uno de los principales obstáculos en los procesos negociadores de paz que se suceden para buscar el fin del dilatado conflicto entre palestinos e israelíes.

A lo largo de esta semana los palestinos han celebrado multitud de actos para reclamar su derecho a no olvidar y a volver, con marchas, discursos y la proyección de vídeos en diferentes ciudades de Cisjordania y Jerusalén Este, siempre bajo la imagen de una llave, símbolo de los hogares perdidos y que aún hoy muchos conservan, decididos a no rendirse ante el paso del tiempo.

A pocos kilómetros de Nilaín, en las proximidades de Ramala y a las puertas de la prisión de Ofer, escenario de la muerte de dos adolescentes por disparos israelíes en la pasada efemérides de la Nakba, jóvenes palestinos se manifestaron hoy para demostrar que no olvidan y contradecir las palabras de Meir.

"Esto no tiene que ver solo con lo que pasó en 1948, el inicio de la limpieza étnica de los palestinos sobre Palestina", sino que "tiene más que ver con la Nakba que sigue en marcha", señaló allí a Efe Diana, de 30 años, que ocultaba su rostro con una "kufiya" (tradicional pañuelo palestino).

"Hemos vivido bajo ocupación muchos años, en un sistema de apartheid (segregación) y racista. Y tenemos que mantener la lucha hasta que encontremos un modo de liberar Palestina y hacer que la gente regrese a los hogares de los que fue expulsada. Es el modo más legítimo de combatir al ocupante", sentenció.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)