17 de June de 2009 00:00

Padres del teléfono móvil y del signo @ galardonados con premio Príncipe de Asturias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Madrid, AFP

Los padres del signo “@” y del teléfono móvil, los ingenieros estadounidenses Raymond Samuel Tomlinson y Martin Cooper, respectivamente, fueron galardonados este miércoles con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2009.

Martin Cooper está considerado como el “padre” y constructor del primer teléfono móvil, mientras que Tomlinson tuvo la idea de utilizar en sus correos electrónicos la arroba (@) entre el nombre del usuario y el dominio, según la Fundación Príncipe de Asturias, que concede los premios.

Estos dos hallazgos “se encuentran entre las más grandes innovaciones tecnológicas de nuestro tiempo”, destacó el jurado al argumentar su veredicto.

El impacto en la sociedad de estos dos instrumentos lo ilustran los “más de cuatro mil millones de usuarios de telefonía móvil y los mil quinientos millones de correo electrónico y de otros servicios de Internet”, añadió el jurado en su acta de concesión del premio.

Destacó, además, que aporta una “importante ayuda a los países en vías de desarrollo, para los que supone una fuente de igualdad y de oportunidades”.

Entre los candidatos figuraba en esta edición el fisiólogo mexicano Ranulfo Romo por su estudio de los mecanismos cerebrales de la percepción sensorial, tras haber descubierto el proceso neuronal que conecta la percepción y la voluntad, y las respuestas del cerebro a los estímulos sensoriales.

Martin Cooper nació en Chicago en 1928 y se licenció en Ingeniería Eléctrica en 1950. Pionero en la industria de la comunicación sin cables, Cooper inventó en 1973 el primer teléfono móvil y supervisó además los diez años de trabajo que fueron necesarios para llevar el producto al mercado.

Nacionalizado estadounidense, Raymond Samuel Tomlinson nació en Amsterdam  (Nueva York) en 1941. Estudió en el Instituto Politécnico Rensselaer de su ciudad natal, donde participó en un programa de la compañía IBM.

El programa inicial de Tomlinson “supuso una revolución, ya que rompió las barreras iniciales para el futuro desarrollo del email, que rápidamente se convirtió en una de las aplicaciones más utilizadas de la red y que por su inmediatez y bajo coste ha sabido adaptarse a las demandas comunicativas de las sociedades desarrolladas”, explicó la Fundación Príncipe de Asturias.

Este es el quinto de los ocho Premios Príncipe de Asturias que se conceden anualmente.

Anteriormente fueron otorgados el Premio Príncipe de Asturias de las Artes al arquitecto británico Norman Foster; el de Cooperación Internacional a la Organización Mundial de la Salud; el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales al naturalista británico David Attenborough y el de Comunicación y Humanidades a la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam).

Los premios Príncipe de Asturias los entrega la Fundación que lleva el nombre del príncipe Felipe de Borbón, heredero de la Corona de España, y cada año premia a ocho personas o instituciones en los ámbitos de Artes, Cooperación Internacional, Concordia, Ciencias Sociales, Comunicación y Humanidades, Deportes, Investigación Científica y Técnica y Letras.

Los galardones, dotados con 50 000 euros (70 000 dólares) y la reproducción de una escultura de Joan Miró, son entregados por el príncipe Felipe en una ceremonia en el teatro Campoamor de Oviedo (norte de España), ciudad sede de la Fundación, en el otoño boreal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)