19 de mayo de 2015 18:16

Padre del niño que sobrevivió a una explosión en Guayaquil buscó su traslado a un hospital de EE.UU.

Imagen captada el 22 de marzo del 2015. La explosión en la 23 y Huancavilca afectó varias casas. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

Imagen captada el 22 de marzo del 2015. La explosión en la 23 y Huancavilca afectó varias casas. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Andrés Jaramillo

Junier Basulto buscó la ayuda de la Oficina Consular del Ecuador en Washington, EE.UU., para conocer el estado de salud de su hijo Daniel, de dos años. El pequeño sufrió quemaduras de tercer grado en su cuerpo en una explosión registrada en Guayaquil.

El incidente ocurrió el 22 de marzo del 2015, en una casa del suburbio de esa urbe porteña; en las calles 23 y Huancavilca.

Este 19 de mayo del 2015, el Consulado envió un comunicado detallando que Basulto, cubano residente en Estados Unidos, ha mostrado una preocupación permanente por la condición de su hijo. Lo que se ha expresado en comunicaciones permanente con el equipo de la oficina diplomática.

Esto en respuesta a las declaraciones que diera la hermana del menor luego de la explosión que dejó cinco personas fallecidas. Ella aseguró que no se conocía “nada sobre el padre” de Daniel y que por eso asumiría su custodia.

“Durante las múltiples conversaciones telefónicas que el señor Basulto ha mantenido con el suscrito y otros miembros de esta oficina Consular, hemos podido constatar el interés permanente sobre la salud de su hijo, llegando a realizar gestiones en Shriners Hospital de la ciudad de Sacramento, California, para que su hijo sea atendido en su centro de quemados”, reza en la misiva firmada por Miguel Carbo, cónsul General del Ecuador en Washington.

A través de su Oficina se gestionó el acceso a la historia clínica del menor, que estaba en el hospital Francisco de Ycaza Bustamante, en Guayaquil, donde fue atendido. Luego se la remitió al hospital de Sacramento y los médicos de ambas casas de salud pudieron analizar el caso.

Los especialistas ecuatorianos confirmaron que el pequeño había superado su estado crítico y que sería dado de alto para continuar con su tratamiento ambulatorio, lo que ocurrió el 18 de mayo del 2015.

La Fiscalía del Ecuador investiga lo que causó la explosión. Una de las hipótesis es que se trató de una fuga de gas que, a su vez, provocó el estallido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)