17 de octubre de 2015 13:36

Un padre y un hermano fueron sentenciados por violación

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 90
Triste 11
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 13
Sara Ortiz

La Corte Provincial de Justicia de Loja sentenció a 25 años de prisión a Jhony A., por el abuso sexual y sistemático de su hermana, desde que tenía 10 años. El padre, José A., también fue condenado por la violación de la menor de edad por el Tribunal de Garantías Penales de Loja y la sentencia será publicada en los próximos días.

El fallo contra el hermano se conoció el viernes 16 de octubre del 2015 y fue el resultado de una apelación a la sentencia de primera instancia en donde los jueces del tribunal lo declararon inocente. Estos magistrados, la primera fiscal y dos peritos de trabajo social y psicológica están ahora suspendidos de sus cargos y tienen una investigación penal en su contra. La víctima, al conocer en septiembre pasado que su hermano era inocente, intentó suicidarse.

El mismo viernes terminó el juicio en contra el padre de la víctima. El fiscal del caso, Andrés Cuasapaz, dijo que él además abusó sexualmente de sus tres hijas, que ahora tienen 8, 16 y 20 años. Las vejaciones se iniciaron cuando las niñas tenían entre 5 y 10 años.

En esta diligencia, la Fiscalía detalló que la víctima, que actualmente tiene 16 años, fue violada en varias ocasiones por su padre. Así lo expuso el fiscal del caso Andrés Cuasapaz, durante la diligencia y que por esto la adolescente ha intentado suicidarse en varias ocasiones.

En la audiencia, Cuasapaz presentó como prueba el examen ginecológico practicado a la víctima en diciembre del 2014. En esta fecha la adolescente decidió, junto con una hermana mayor, denunciar el delito para proteger a su hermana de 8 años.
Las investigaciones determinaron que las dos hermanas de la víctima también habrían sido violadas por su padre y hermanos, por lo que las mujeres se encuentran ahora bajo el amparo del Sistema de Protección a Víctimas y Testigos.

La Fiscalía presentó el audio de los testimonios de la víctima y su hermana mayor, además participaron 10 testigos, entre ellos la médico legista que practicó la pericia ginecológica a la adolescente.

Además dieron su testimonio una médico psiquiatra de un centro particular donde fue atendida la víctima y dos psicólogas del SPAVT de la Fiscalía provincial de Loja. Las profesionales en su testimonio concuerdan que la adolescente tiene estrés postraumático, con sintomatología causada por el delito.

Entre los testigos también estuvo una trabajadora social que se refirió al estado de vulnerabilidad en el que se encuentra la víctima, quien está internada en una casa de salud. La profesional dijo que la violencia sexual afectó su proyecto de vida, debido a que no puede estudiar ni regresar a su hogar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (37)
No (12)