1 de April de 2010 00:00

Padre de ex rehén colombiano de FARC subastará cadenas con la que marchó

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Quito, ANSA

 El profesor Gustavo Moncayo, padre de un sargento del Ejército colombiano secuestrado durante más de doce años por las rebeldes FARC y liberado el pasado martes, planea subastar las cadenas que ató a sus manos como protesta para pedir la liberación de su hijo, aseguró este jueves.

  “ Pienso que esto puede cumplir una función muy grande, no sé, que sirva para una obra de beneficencia, con niños, o con las mismas personas secuestradas ” , declaró Moncayo en declaraciones a la privada radio Caracol.

 Moncayo, un humilde profesor de ciencias en su natal Sandoná, un poblado al sur del país, en la frontera con Ecuador, se conocido como 'Caminante por la Paz' por emprender, en 2007, caminatas por su país y por otras ciudades de América Latina y de Europa pidiendo la liberación de su hijo Pablo Emilio.

 Durante las marchas, en las que recorrió más de mil kilómetros, con la intención de combatir la indiferencia frente al secuestro de su hijo y de otros uniformados, Moncayo ató a sus manos unas cadenas que simbolizaban su rechazo al secuestro.

 El martes, al recuperar su libertad, el sargento Pablo Emilio le quitó las cadenas a su padre en un emotivo acto simbólico en el aeropuerto de la ciudad de Florencia (sur) . “ Escuché a mi padre decir que deseaba que yo le quitara las cadenas. Eso voy a hacer ahora ” , dijo el militar.

 Moncayo, quien no ha respondido todavía si permanecerá en las Fuerzas Militares, fue sometido este jueves a exámenes en un hospital militar de Bogotá donde le pronosticaron “ buen estado de salud ” mientras recibe tratamiento sicológico que le ayudará a superar las secuelas de su prolongado secuestro.

 Moncayo fue secuestrado el 21 de diciembre de 1997 cuando tenía 19 años. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) , lo entregaron a una misión humanitaria integrada por la senadora Piedad Córdoba y delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja y de la iglesia católica colombiana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)