13 de July de 2009 00:00

Una paciente irrespetó el cerco de salud

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una  psicosis vivieron los padres de familia del colegio La Inmaculada, de Esmeraldas, desde que se enteraron de que una niña con el  virus AH1N1 asistía normalmente a clases.

La alarma la dio Rahysin Carabalí, director de Salud de Esmeraldas. Contó que una pequeña, de 4 años, fue atendida,  el sábado 4 en el hospital por una dolencia respiratoria. “Los médicos recomendaron a la madre de la niña mantenerla con aislamiento domiciliario durante dos días hasta que se confirme o se descarte la presencia del virus en la pequeña”. Sin embargo, la madre no acogió las recomendaciones sanitarias y envió a la estudiante al colegio, para evitar que perdiera clases.  De esta manera, la pequeña, que resultó positiva al   virus, se relacionó con sus compañeras  en el aula, y con estudiantes de otros grados, durante el recreo.  Tras  la alerta   se suspendieron las clases, mientras se realiza un seguimiento a los más de 400 estudiantes del plantel.

Según Carabalí, la niña de 4 años estuvo en Guayaquil y se reunió con su hermano universitario, el cual se encontraba dentro del cerco epidemiológico por ser portador del virus. Ese sería  el nexo de la enfermedad.

La ciudadanía, a través de las radios locales, comentaba la irresponsabilidad de la madre de la niña, que puede haber provocar un contagio masivo.

Según Carabalí, el Código de la Salud prevé incluso juicios contra las personas, como la madre de la niña, que no cumplen con las disposiciones médicas y ponen en riesgo la salud pública.  En caso de la resistencia de los familiares de los infectados a mantener el aislamiento domiciliario, por ejemplo, se les puede imponer vigilancia policial.  

Con la estudiante de La Inmaculada se conoce de cuatro casos confirmados de personas afectadas con el virus H1N1 en  Esmeraldas.
El otro caso se presentó en la parroquia Limones, cantón Eloy Alfaro. Ahí igualmente una niña habría sido contagiada por su tía, una enfermera que trabaja en la Maternidad Sur de Guayaquil. Ella esta aislada bajo vigilancia médica.
 
Entre tanto, en las bodegas de la Dirección de Salud hay 1 400 dosis de Tamiflú y material de bioseguridad, como guantes de látex, mascarillas, alcohol en gel... para atender a los posibles afectados. Red. Esmeraldas

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)