26 de mayo de 2014 16:52

Quién es Óscar Zuluaga, el candidato uribista que ganó la primera vuelta

Óscar Zuluaga fue el más votado de la primera vuelta. Foto: Mauricio Moreno, El Tiempo GDA
Óscar Zuluaga fue el más votado de la primera vuelta. Foto: Mauricio Moreno, El Tiempo GDA
Zuluaga (der.) cuando se desempeñaba como Ministro de Finanzas. Foto:  Joe Raedle / AFP
Zuluaga (der.) cuando se desempeñaba como Ministro de Finanzas. Foto: Joe Raedle / AFP
En la etapa de Ministro de Hacienda durante el gobierno de Álvaro Uribe. Foto: Mauricio Moreno, El Tiempo (GDA)
En la etapa de Ministro de Hacienda durante el gobierno de Álvaro Uribe. Foto: Mauricio Moreno, El Tiempo (GDA)
En  el barrio Santa Cecilia, de Bogotá, durante la campaña por la Presidencia. Foto: Diana Sanchez / AFP
En el barrio Santa Cecilia, de Bogotá, durante la campaña por la Presidencia. Foto: Diana Sanchez / AFP
El candidato celebra después de conocer los resultados de la primera vuelta. Foto: Guillermo Legaria / AFP
El candidato celebra después de conocer los resultados de la primera vuelta. Foto: Guillermo Legaria / AFP
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia Ansa
Bogotá

El candidato uribista, Óscar Iván Zuluaga, logró el domingo 25 de mayo, el 29,25 % de los votos frente al 25,69 % del presidente Juan Manuel Santos

El candidato de la derecha colombiana Zuluaga  representada en el Partido Centro Democrático, fundado en las ideas del ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010), de quien fue su ministro de Hacienda en su segundo periodo.

Zuluaga nació hace 55 años en Pensilvania, una pequeña población que dedica buena parte de su sustento a la cosecha del café y ubicada en el departamento de Caldas, en el denominado eje cafetero.

Estudió economía en la Universidad Javeriana de Bogotá y tiene un máster en Finanzas Públicas de la Universidad de Exeter de Inglaterra.

Sus primeras incursiones en la política fueron en 1988, cuando resultó elegido concejal de Pensilvania para un periodo de dos años.

Luego su aspiración apuntó más alto, a la alcaldía de esa misma población de la que fue mandatario entre 1990 y 1992, por el Partido Conservador de Caldas (centro derecha).

La carrera política de Zuluaga se vio suspendida durante los siguientes 10 años, cuando se dedicó al manejo de Acerías de Colombia (Acesco), una compañía siderúrgica propiedad de su familia materna.

Tras su paso por el sector privado se lanzó al Senado para llenar el puesto dejado por uno de sus mentores políticos, Luis Alfonso Hoyos, destituido por el Consejo de Estado por indebida destinación de dineros públicos.

Zuluaga asumió su escaño en el Congreso por su departamento con una votación superior a los 82 000 votos y desde ese espacio se sumó a la lista de políticos que respaldaban la candidatura presidencial de Álvaro Uribe, a quien había conocido como gobernador del departamento de Antioquia.

Desde su curul de senador, Zuluaga se convirtió en uno de los parlamentarios más fieles de Uribe, amigo irrestricto de sus ideas y proyectos, como el cambio constitucional que permitió la reelección del jefe de Estado en 2006.

Al asumir Uribe su segundo mandato, Zuluaga declinó presentarse nuevamente al Senado y optó por sumarse al gobierno de su jefe político, primero como alto consejero presidencial y desde 2007 a 2010 como su ministro de Hacienda.

Desde su campaña se destaca el ministerio de Zuluaga como uno de sus mayores logros, entre otras, por ser reconocido en 2009 como el Ministro de Hacienda del año en América Latina por la revista Emerging Markets, perteneciente al grupo editorial Euromoney.

Zuluaga ejerció su ministerio, como la gran mayoría de los jefes de la cartera de Hacienda del país, con la ortodoxia económica propia de quienes están del lado del capitalismo.

Sin embargo, durante su gestión al frente de ese ministerio se presentaron en el país dos hechos económicos con enormes consecuencias para los ahorristas: las estafas millonarias en todo el país por parte de pirámides y la aparente inoperancia frente a los desafueros de la principal comisionista de bolsa del país, Interbolsa.

Zuluaga se ha defendido de los dos señalamientos al resaltar que desde el ministerio se intervino a las captadores ilegales de dinero y negó que la salida del superintendente financiero de la época tuviera que ver con sus investigaciones sobre Interbolsa.

El ex presidente César Gaviria, ahora en el papel de defensor del actual jefe de Estado Juan Manuel Santos, acusó a Zuluaga de tener una "cuota de responsabilidad" en ambos casos.

En el tema de las pirámides, miles de ahorristas decidieron apostar por la falacia de aportar dinero con el compromiso de acercar a nuevos ahorradores con el fin de ganar grandes dividendos.

En tanto que Interbolsa fue intervenida en 2012 por su problemas de liquides derivados de negociaciones poco ortodoxas en el mercado de valores.

Zuluaga, quien junto a Santos y otros políticos uribistas fundaron el Partido de La U, fue electo como candidato del Centro Democrático en 2013 a través de una convención.

Pese a marcar poco puntos al inicio de la campaña, en las últimas semanas la candidatura de Zuluaga repuntó en las encuestas, según los sondeos recientes, al punto de alcanzar en la intensión del voto a Santos y en algunos de esos estudios resultar ganador en caso de balotaje.

La imagen de Zuluaga y de su campaña se vio afectada  tras el arresto de un hacker, que trabajaba para sus toldas y quien estaría espiando de manera ilegal a negociadores del proceso de paz en La Habana, Cuba.

Las cosas empeoraron cuando se divulgó un video en el que el candidato aparece con el hacker, Andrés Sepúlveda, quien le menciona de la obtención de información, alguna de ella al parecer reservada.

La campaña del candidato uribista demandó a quien grabó el video, un español que trabajaba con Sepúlveda y asegura que todo se trata de un montaje.

Las propuestas de Zuluaga giran alrededor de cinco temas: la seguridad democrática al estilo Uribe y que incluye poner fin al proceso de paz con las FARC, mantener la confianza inversionista y la cohesión social, austeridad en los gastos del Estado, descentralización y el diálogo popular.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)