00:00

Opositores van por separado contra la reelección

Guillermo Lasso (centro) durante la presentación de Compromiso Ecuador, en Guayaquil.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 63
Triste 1
Indiferente 7
Sorprendido 35
Contento 2
Redacción Política (I)
politica@elcomercio.com

Alianza País planteó el reto y ahora es el turno de la Corte Constitucional (CC). La entidad sesiona hoy para dar su dictamen sobre la propuesta de enmiendas constitucionales del Gobierno. Y mientras tanto los grupos de oposición adelantan acciones dispersas para responder al oficialismo.

No hubo acuerdo político entre Creo y Sociedad Patriótica (PSP), sin embargo, como si estuvieran sincronizados, revelaron sus estrategias particulares a la misma hora. Alrededor de las 10:30 el PSP presentaba su propuesta de consulta popular en el Consejo Nacional Electoral (CNE), en Quito; Creo anunciaba la conformación del frente Compromiso Ecuador (CE), en Guayaquil.

Ambas agrupaciones repiten desde hace cuatro meses su discurso sobre la necesidad de unirse para defender la democracia. Ninguno cede; ambos abren sus puertas, pero no cruzan el umbral.

El argumento de Gilmar Gutiérrez, presidente del PSP, es que ellos hicieron la propuesta de convocar a una consulta primero y se cansaron de esperar una respuesta de las organizaciones políticas opositoras. Guillermo Lasso, líder de Creo, contesta que ellos han hecho la misma invitación, pero con resultados favorables.

La evidencia es, para Lasso, la presencia de 40 agrupaciones políticas y sociales para fundar el CE. Se trata de un grupo diverso. Su principal aliado es César Montúfar, líder de la Concertación. Hay otros rostros conocidos como la exgobernadora del Guayas, Juanita Vallejo; el exalcalde de Cotacachi, Auki Tituaña; la viceprefecta de Loja, Nívea Vélez; el asambleísta por Carchi, René Yandún; y el ex Izquierda Democrática, Henry Llanes.

Pero hay otras organizaciones sociales y gremios como ‘Notable Guayaquil’, la Asociación de Tricicleros 19 de Noviembre, el Sindicato de Choferes de Bucay y el Movimiento Montubio de Los Ríos. Las demás agrupaciones políticas de ámbito nacional no han tomado partido aún.

Estas ramificaciones hacia una consulta popular son el resultado de una disputa “bastante pequeña”, o casi irrelevante, según el analista Luis Verdesoto, por liderar al segmento de población que quiere ser consultada sobre la reelección indefinida.
Pero no es tan pequeña la población si se mira la encuesta de Cedatos y que sacudió el escenario político. El 73% de la ciudadanía quiere acudir a las urnas para decidir sobre la modificación constitucional.

Sebastián Mantilla, también analista, opina que el accionar de Creo y el PSP es para apropiarse de ese descontento y capitalizarlo. Pero esto no significa que la población apoyará sus iniciativas y mucho menos que la trasladará a sus proyectos políticos.

La propuesta del PSP está definida: dos enmiendas constitucionales vía referéndum. La una es para prohibir la reelección indefinida y el uso de recursos públicos en campaña. La segunda es para modificar la conformación del CNE e incluir a representantes de las organizaciones políticas más votadas. Hasta tienen un modelo de papeleta para la consulta.

Lasso, por el contrario, no cree prudente lanzar una propuesta sin conocer la decisión de la Corte Constitucional. Creo también impulsará una consulta, que contendrá una pregunta y que prevé hacer la pública la próxima semana.

La atención está ahora centrada en la respuesta de la CC. De los jueces depende el camino que seguirán las propuestas del oficialismo. Si son declaradas constitucionales, hay dos opciones: que las ratifique como enmiendas, por lo que necesitaría solamente el trámite legislativo. Hay la posibilidad, sin embargo, de que resuelva que son reformas constitucionales y requiera, además, un referéndum aprobatorio.

Si Compromiso Ecuador está pendiente de lo que resuelva la Corte en el Pleno de hoy en un hotel en Guayaquil, también el oficialismo está expectante. Durante cuatro horas, los jefes de las 12 comisiones legislativas y las autoridades legislativas se reunieron con representantes del Ejecutivo en Carondelet. Afirmaron que no discutieron sobre las enmiendas, porque van a esperar la resolución de la Corte, según el legislador Juan Carlos Cassinelli.

Pero para Mantilla, tanto oficialismo como la oposición pueden sentirse confiados. La propuesta de AP “es una iniciativa fracasada” y la oposición “le está haciendo el juego”. El futuro de las enmiendas es incierto aunque lleguen a la Asamblea. Por eso plantea que la oposición se enfoque en alternativas para el futuro y “no pierda el tiempo con una consulta popular”.

Verdesoto discrepa: los líderes políticos se equivocan al pensar solamente en el liderazgo coyuntural y no a largo plazo. Al momento todo ha remado a favor del oficialismo pese al descontento que revelaron las encuestas. “Hay una trampa del caos porque apenas estamos en el apreste del juego; no lo empezamos aún”.

La decisión de la Corte marcará las siguientes acciones tanto de la oposición como del oficialismo. Y como concuerdan los analistas, mientras más propuestas hayan dentro del escenario político, el Gobierno tendrá más fácil la aprobación del proyecto. Pero para tener una certeza, hay que esperar lo que resuelva la Corte.

En contexto
El Pleno de la Corte Constitucional, presidido por Patricio Pazmiño, sesiona hoy para dar un dictamen sobre la propuesta de enmiendas constitucionales planteada por el oficialismo. El informe sobre el caso estuvo a cargo de la jueza Wendy Molina, vicepresidenta de la CC.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)