11 de diciembre de 2015 23:02

Oposición hace planes con el poder mientras el chavismo busca culpables

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia DPA

La resaca postelectoral de Venezuela continúa en crispación para el chavismo, que sigue atajando las críticas por la derrota en las parlamentarias, mientras que la oposición comienza a hacer planes para cuando asuma el poder en la Asamblea Nacional.

Por primera vez desde el domingo pasado, los 112 diputados opositores que ganaron las elecciones legislativas del país suramericano se reunieron en Caracas para presentar una agenda de trabajo de cara a la nueva supermayoría de dos tercios que asumirá el 5 de enero, y con la cual ha prometido generar "el cambio".

En nombre del centenar de diputados de Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el portavoz de la alianza, Jesús Torrealba, aseguró que el bloque de parlamentarios va a "empujar desde la Asamblea Nacional (AN) un conjunto de reivindicaciones sociales básicas, elementales" que, consideró, son "clave" en "esta hora de penuria económica".

En este sentido, aseguró que los diputados, que por primera vez en 15 años son mayoría, van a "eliminar todo lo que es la manipulación ideológica", que, afirma, ejerce el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) con los beneficios sociales gubernamentales para "el clientelismo político".

"Nadie tendrá que arrastrarse ante el PSUV para tener un beneficio social", dijo acompañado de los 112 diputados electos.
Torrealba aseguró que en el nuevo quinquenio legislativo, que se inicia el 5 de enero de 2016, la bancada de la MUD ejercerá "control de gestión sobre los organismos públicos" en el uso de los recursos públicos, luego de que a lo largo de la campaña denunciaron la corrupción del Gobierno de Nicolás Maduro.

El vocero de la alianza intentó derribar los rumores que sostienen la existencia de rivalidades dentro de la nueva fracción acerca de quién ejercerá el control de la directiva del Parlamento.

Una de las lecciones aprendidas en esta liza, dijo, es que no hay liderazgos "por encima de la unidad" y que "todo el que creyó que su ego era más importante que la unidad rodó", señaló.

Negó también que lleven la intención de generar "un conflicto de poderes", pero que "si en efecto termina produciéndose un conflicto de poderes, serán dos los contendientes, el poder del pueblo (...) contra la burocracia atrincherada", indicó.

El secretario de la alianza, integrada por un puñado de partidos opositores al chavismo, lamentó el discurso del presidente Maduro, que en una arenga con los militantes del partido oficialista llamó a sus partidarios a reorganizarse porque, dijo, este "no es momento de la cohabitación y la convivencia".

Torrealba apuntó que es ese discurso de Maduro lo que "lo llevó a la más severa derrota que ha tenido el proyecto oficialista en los últimos 17 años" y que, el que tras cinco días de que se conocieran los resultados mantenga la misma posición, "lo único que revela es torpeza, desconocimiento de la realidad".

Para el opositor, el argumento oficialista, que sostiene que en las urnas no ganó la oposición, sino "la contrarrevolución" y que la "guerra económica" contra el Gobierno es responsable de la crisis del país que muy probablemente terminará con la inflación más alta del mundo, es la razón por la que perdió las elecciones.

Por su parte, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, rechazó hoy las críticas de chavistas que achacan al Gobierno de Maduro y al PSUV la derrota electoral que dejó al oficialismo como minoría en el Parlamento.

"Me llama poderosamente la atención ver compañeros que se dicen estar en las filas de la Revolución culpando a ministros y líderes del PSUV", señaló hoy la ministra de Exteriores a través de su cuenta en la red social Twitter.

Rodríguez exhortó a los críticos a dirigir su energía "a explicar al pueblo las agresiones mediáticas, sicológicas, económicas y financieras" de las que, dijo, es víctima Venezuela.

Asimismo les pidió preguntarse a sí mismos qué han hecho "para detener la acción salvaje" de la que, afirmó, es víctima la moneda venezolana a través del mercado especulativo del dólar que cotiza la moneda estadounidense en hasta 200 veces más del cambio oficial.

"No busquemos las causas del lado de la Revolución. Rectifiquemos al máximo nuestra eficiencia para derrotar a la contrarrevolución", escribió la funcionaria venezolana, reiterando la posición de Maduro.

La reacción de la canciller venezolana tiene lugar luego de que varios líderes, dirigentes, y partidarios del oficialismo responsabilizaran a las políticas de Maduro por el desencanto que los llevó, por primera vez en 15 años, a perder la mayoría en el Parlamento.

Entretanto, el país se mantiene a la expectativa de las decisiones que tomará el Ejecutivo tras el revés electoral y por el que Maduro pidió a su gabinete poner sus cargos a la orden para iniciar un proceso de "reestructuración, renovación y reimpulso" del Gobierno.

Como telón de fondo, la economía venezolana continúa en crisis afectada principalmente por la caída de los precios del petróleo, ingresos de los que depende y que cerró hoy en USD 31,24 por barril, el más bajo desde 2004. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)