13 de julio de 2017 00:00

La oposición dice que expondrá nexos de Jorge Glas

Jorge Glas compareció voluntariamente en la Asamblea, el pasado 21 de junio.

El 21 de junio, en la comparecencia de Glas en la Asamblea, él señaló que nunca participó en un proceso de contratación. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 139
Mario Alexis González

Al menos ocho asambleístas de Creo acudieron a una reunión privada la noche del martes 11 de julio del 2017. Era el cumpleaños de Tanlly Vera, legisladora de esa bancada; estaba previsto un festejo. Pero sobre la mesa, además del pastel, se puso el tema del juicio político en contra de Jorge Glas.

Participaron, además de Vera, Fabricio Villamar, Ana Galarza, Rina Campain, César Carrión, Roberto Gómez Alcívar, Fernando Flores y Homero Castanier.

Según Gómez Alcívar, solicitante del proceso contra Glas; y Villamar, en esa reunión informal se tomó la decisión de “complacer” al Consejo de Administración Legislativa (CAL). Ese organismo había dado tres días de plazo para completar el pedido original y sumar pruebas.

El viernes 14 de julio, precisamente, se cumple ese lapso, por lo que el bloque de oposición se fijó como plazo terminar de redactar el documento hoy y entregarlo lo antes posible.Esos ajustes se harán en una nueva ­reu­nión que tendrá el carácter de reservada.

Según Patricio Donoso, las pruebas que se sumarán tienen que ver con el entramado de corrupción en Petroecuador. No se podrá incluir documentación sobre otros casos -como Caminosca, que adquirió relevancia en los últimos días- ya que no fueron incluidos en la solicitud inicial.

Donoso explicó que se presentarán evidencias de que Glas ejecutó trabajos junto a Álex Bravo y Carlos Pareja Yannuzzelli. Los dos últimos, procesados por corrupción en el sector petrolero.

Con esto se pretende demostrar que el Vicepresidente ejerció su responsabilidad política en esta área y que, al menos en ese caso, hay sentencias condenatorias que evidencian omisiones del Segundo Mandatario en el control que le fue asignado por Decreto, por el expresidente Rafael Correa.

El 21 de junio, en la comparecencia de Glas en la Asamblea, él señaló que nunca participó en un proceso de contratación. “Que diga algún ministro de Estado, gerente de Empresa Pública, si Glas cogió el teléfono para pedir un proceso de contratación”.

El miércoles, Gómez volvió a insistir en que el CAL podría estar rebasando sus funciones legales al pedir que se completen las pruebas, ya que su atribución es únicamente revisar que todos los requisitos consten en la solicitud y no evaluar si son suficientes o insuficientes.

Además, aseguró que hay voces en Alianza País (AP) que están a favor del enjuiciamiento al Vicepresidente. Sobre todo, luego de las fisuras internas del movimiento. Eso, según Gómez, ejercerá presión en la mayoría del Consejo. Nombró a Jorge Yunda como uno de los legisladores que apoyan el juicio. Pero él prefirió no pronunciarse sobre la decisión que tiene pendiente el CAL, porque no es parte de ese organismo.

Lo que sí dijo es que el juicio podría ser una oportunidad para Glas. “Ese sería el escenario perfecto para erradicar la situación en contra del Vicepresidente. Para que pueda gobernar y cumplir con las tareas que le ha asignado el Presidente (Lenín Moreno), con tranquilidad”.

El Consejo de la Legislatura tiene previsto reunirse el próximo lunes al mediodía, para evaluar el alcance del pedido de la oposición, que en primera instancia fue respaldado por 59 firmas de asambleístas.

El organismo tiene dos opciones. Desechar el pedido o pasarlo a la Corte Constitucional para la continuación del trámite. En esa entidad se deberá realizar un sorteo para asignar el caso a uno de jueces.

Este tendrá tres días para preparar un informe de dictamen de admisibilidad. Luego, en un día de plazo, deberá ser debatido en el Pleno de la Corte y en dos días más se deberá votar por su aprobación.

En el caso de que proceda , el expediente volverá a la Asamblea. La Comisión de Fiscalización tendrá 10 días para recibir las pruebas de las partes y preparar un informe.

Con ese documento, el Pleno abrirá la interpelación y el debate. Luego de ese filtro se necesitarán al menos 91 votos para destituirlo o cesarlo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (30)
No (1)