31 de March de 2010 00:00

Opiniones sobre la condena a Palacio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Raúl Córdoba AvilésEl dictamen judicial  impuesto en primera instancia al periodista Emilio Palacio, editorialista de diario El Universo, significaría que la libertad de expresión en  Ecuador está en “pindingas”, es decir,  en situación de inseguridad y zozobra, ya que constituye  una amenaza para todos quienes  ejercen el derecho a emitir su opinión.  Al respecto, se informa que  una jueza de Garantías Penales condenó a Palacio a  tres años de cárcel y  USD 10 000 por los costos del juicio,  por un artículo de su responsabilidad, publicado el 27 de agosto del 2009 bajo el título  “Camilo, el matón”. Yo me pregunto ¿Habrá la jueza sopesado en su cerebro el adjetivo coloquial matón, antes de emitir su apresurado dictamen?  “Matón” es un ecuatorianismo que se lo aplica al estudiante muy aplicado y según el diccionario, significa también espadachín, pendenciero. Es decir un diestro esgrimidor. Desconozco si el señor Samán tenga estos atributos.Lo curioso del caso es que el tal ejercicio de la libertad de prensa y de expresión fue instaurada desde el inicio del régimen que preside el presidente Correa, quien seguramente en base de esa misma libertad,  (según la Fundación Ethos) lanzó al aire  171 insultos   en las cadenas sabatinas del 2009  contra políticos, prensa, sectores sociales, gremios, etc. y nadie ha iniciado  a más de seguir soñando en la larga noche neoliberal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)